Archivo de la etiqueta: decir adiós

“Lima la gris” I miss you!

Estándar
Lima - Peru (vía sindramas.com)

Lima – Peru (vía sindramas.com)

Extraño Lima, a tres meses y medio lejos de aquel cielo color pansa de burro,  hecho mucho de menos a aquella ciudad llena de particularidades que la hacen única.

Un cielo que  por temporadas nos muestra su puro celeste dejando brillar al sol a todo esplendor. Porque en el resto del año, Lima la gris nos tiene opacos y húmedos. 

Un mar a sus orillas que regala únicos atardeceres pintando el cielo de anaranjados y rojos matices, enamorando más a los limeños. Aquel mar que envuelve entre sus brizas y neblinas los sueños y esperanzas de quienes viven bajo ese cielo de Lima.

Un ruido que solo los limeños reconocemos y aceptamos, tustus por aquí y por allá son autos que quieren seguir avanzando contra el tráfico que les cierra el libre paso. Voces que se convierten en cánticos a todo volumen que invitan a subir a los buses  de transporte público.  

Una temperatura promedio que no baja de los 10° ni pasa de los 35°, se puede estar fresco, caliente y frío al antojo de cada quien. Lima la gris  ha concedido el deseo de no sufrir en temperaturas gélidas o infernales.

Lima la gris, aunque opaques los sentimientos en invierno, en verano devuelves la alegría. No disfrutamos de nubes corriendo por el cielo, ni silbidos de vientos que pasan por ti, y mucho menos de lluvias torrenciales que caen sobre ti. Pero siempre los consentirás dándoles días de sorpresa, un sol por aquí, unas chispitas de aguas por allá y unas nubecitas por ahí corriendo.

Lima la gris, te prefiero de ese color, al blanquiceleste de Bs. As.

Aunque viva  a una hora de Lima la gris, sigo siendo limeña :)

SUBTE! llévame a otro mundo

Estándar

imagen: celene a.

imagen: celene a.

El cambio de rojo a verde de un semáforo es mi aviso para tocar el timbre y así pedirle al colectivero que la próxima parada es la mía. La bajada es rápida, camino a prisa y un muñequito de luz blanca me indica que puedo cruzar a salvo la gran avenida.

Un letrero rojo sin luz que se perciba en la noche me dice que por ahí es mi ingreso para el subte, bajo a trote las escales que me llevan bajo tierra, suena la máquina aceptando mi tarjeta y entonces estoy dentro de la estación, lista para tomar el subte.

Mis pies están bastante cerca la orilla, dos o tres metros me separan de carril lleno de pequeñas piedras y solitario que espera el subte. Quizá muchos piensen que podría cometer un suicidio, pero es la única forma que encuentro de alejarme de los demás que también están atentos a su llegada.

Suena un chillido de chispas que salen de fierros chocando uno a otro, el sub ya llegó. Una brisa se siente gracias a la velocidad con la pasa delante de mí, mientras se va deteniendo hay que ver que vagón está más lleno o vacío que otro para alcanzar un espacio dentro. Si está lleno, pues a contener el aire para que alguien más pueda caber, si está vacío hay que buscar el mejor espacio o adivinar quién baja en la próxima parada y ganar su asiento.

Ya dentro la vida es otra, no hay paisajes de calles o edificios que ver  por las ventanas, si lo haces solo veras un negro profundo que se corta con las luces del túnel a gran velocidad. El viento no es fresco ni mucho menos puro, es aire que circula de las personas mismas, calient , lleno de vapor y un olor que es mezcla de perfumes buenos y malos, baratos y caros.

Nadie conoce a nadie dentro del vagón, a no ser que ya hayas ingresado con compañía. Por ello todos buscan escapar de alguna forma ahí, buscan salir y encontrarse en otro lugar. Rebuscan entre juegos de celular, viven y disfrutan de conversaciones por FB o whatsapp, se pierden las miradas entre libros interesantes o lecturas de la universidad. Y si no tienes ninguna herramienta que te ayude a escapar pues puedes perderte en la nada y solo dejarte llevar por el piso o el techo. Yo releo los anuncios que hay en las paredes de aluminio, los leo buscando un error, buscando una historia o buscando una salida para no cruzar mirada con ningún otro.

Cada parada es anuncio que puedes salir rápido de ahí, algunos ya saben cuál optar sin notar el nombre, otros levantan la mirada en cada una de ellas para saber si ya es hora; y si no es, pues hay que perderse por un tiempo más.

Final de la parada, final del recorrido, mi tiempo de salir de ahí ha llegado, fuera del subte es otro mundo desde el momento que todos salen a prisa para las salidas que te llevan a la superficie, el otro mundo.

A veces quisiera simplemente no salir, sentarme y sentirme en un ir y venir, ver la gente subiendo y bajando siguiendo la misma rutina. Todo pasa más rápido, más lento no importa el tiempo, no hay sol ni luna que te indique si es de día o noche. Por un momento se deja de ser cómo los demás, corriendo para continuar con la vida que quedó fuera de la estación. Por un momento en el subte puedes ser simplemente un observador más.

 

Lejos de casa

Estándar
images from semillas de vida.com

images from semillas de vida.com

Esta es la segunda vez que la distancia me separa de los que más quiero.

La vida es así, quieres algo y debes desprenderte de otro algo para alcanzarlo o tenerlo, es el proceso de aprendizaje.

Las pruebas van y vienen cuando menos lo imaginas, solo debes estar fuerte cuando suceda. Se dice que Dios no pone nada pesado que no podamos soportarlo, así que si crees que ya no podrás más, te digo que si puedes y puedes mucho más!

Las olas de tristeza son procesos para asimilar cambios bruscos, siempre he pensado que no se puede estar triste o feliz para siempre, esos cambios nos ayudan a ver la verdadera felicidad y a conocer la fortaleza que tenemos para levantarnos y seguir.

Los lugares nuevos aterran cuando estas más de lo esperado o cuando crees que empezarás a olvidar de dónde vienes. Sin embargo, distanciarnos nos ayuda a sentirnos orgullosos de quienes realmente somos y de donde vinimos. La distancia nos enseña a valorar lo que antes no veíamos.

Las personas están aquí y allá, si hay distancia que nos separa de los que más queremos pues la tecnología nos ayuda a sentirlos por un momento  más cerca. Leí por ahí que lo mejor de irse o estar lejos es regresar. Los reencuentros son mil veces mejores que las despedidas.

 

Solo unos pensamientos que estaban en mí.

Un viaje de aprendizaje

Estándar
From: Blog Ojos y Sonrisas

From: Blog Ojos y Sonrisas

Comencé un viaje largo y lejos de casa. Y aunque los temores me ronden por lo que ocurrirá después aún estoy dispuesta a seguir el viaje. Me decidí y voy a respetar esa decisión.

Muchas veces por el temor de lo que podría pasar después deje de hacer muchas cosas y sobre todo las dejé por el temor a arriesgar, pero estoy segura que esta vez valdrá la pena todo lo que venga con este viaje que he empezado.

Así que algo así me está pasando “Cuando menos lo esperamos la vida coloca un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio (Paulo Coelho). Finalmente con ello voy aprendiendo que necesito coraje para hacer realidad mi voluntad de cambio y decir adiós a las rutinas ya marcadas y dar  bienvenida a todo lo que me falta por conocer y aprender.

“Tienes que tener el coraje suficiente para dar pasos errados, las decepciones, las derrotas, el desánimo, son herramientas que Dios utiliza para mostrar el camino.” (Desde el FB de Alejandro Gómez S.)

Dicen que los viajes son buenos compañeros para aprender de los demás; para conocer el mundo y a las personas. Los viajes traen consigo las experiencias inolvidables y las alegrías para compartir. Pero también traen tristeza y distancias que alejan de los que más queremos. Y solo habrá un algo que nos hará continuar con el viaje y ese el coraje y la fortaleza de saber que cada viaje tiene una razón de ser para cada persona.

Mi viaje traerá esperanza, conocimiento, aprendizaje y alegría para compartir. Y en especial hará realidad mi deseo de seguir creciendo como persona.

Miedo de hacer un viaje de aprendizaje? Mmm solo al principio, sé que lo más importante está por venir y el miedo no será mi mejor arma para continuar.

Decisiones, comienzo de algo

Estándar
Image by Michael Lander - Gettyimages.com

By Michael Lander – Gettyimages.com

El momento de tomar una decisión ha llegado. Y ya la he tomado. No hay marcha atrás solo ir con todo para adelante.  No importará la distancia, la rutina, el cansancio, la soledad, la diferencia o la tristeza.

Cuando se toma una decisión ‘que puede cambiar tu vida’ solo se tiene que seguir al plan que uno ha puesto en marcha. Así es, ‘que puede’, porque el futuro es incierto, pero uno se puede adaptar a él como los surfers lo hacen con las olas. Porque no hay éxito sin sacrificio.

Dentro de dos meses empezaré con mi plan y aunque el tiempo parezca largo es más corto de lo pensado.

Y esta frase que recordé un día con mi post Decisiones, lo dice todo en especial como estoy empezando a sentirme.

“Las decisiones son el comienzo de algo. Cuando alguien toma una decisión, se está zambulléndose en una poderosa corriente, que lo lleva a uno hasta un lugar que jamás hubiera imaginado en el momento de decidirse.”

Querido inglés,

Estándar
imagen: celene a.

imagen: celene a.

Temo decirte que estoy muy contenta porque por fin terminé contigo. No te lo tomes a pecho, pero es verdad. Durante todos estos años que me tomó conocerte, confieso que me ha sido difícil, comprender que tan importante eres en mi vida.

Hace unos días llego nuestro fin, fin de compartir días y horas conociéndote más, conociendo tus secretos, tus reglas, tus manías de significar algo diferente de lo que dices. Realmente fuiste muy complicado para mí. Pero, ya llegó el día en que debemos separarnos.

No quiero verte triste, porque siempre estarás conmigo, en cada palabra que diga, en cada texto que lea, en todos los viajes que haga, y en cada nuevo pensamiento que quiera tenerte presente.
Nunca te voy a olvidar, porque aunque no lo creas eres muy importante en mi vida y siempre lo será. La forma en cómo llegaste a mí, nunca la olvidaré.

***

Un día decidí ir contra la corriente y no acercarme a ti, a pesar que te habías puesto de moda. Pasaron unos años así, yo siguiendo ese rumbo que para mí era el adecuado. Pero luego de ese tiempo y viendo realmente del error que había cometido, regresé para conocer de ti. Los primeros meses me rehusé a dejarte entrar por completo a mi vida, pero poco a poco me demostraste que no eras del todo malo.

Entonces el tiempo fue pasando, hasta que hubieron algunas épocas malas para mí, así que tuve que alejarme de ti. Al principio pensé que era lo correcto, pero ahora veo que debí hacer un pequeño sacrifico y esfuerzo para seguir contigo. Bueno ahora no podía retroceder el tiempo y cambiar ello. Sino que solo debía continuar con lo que me había propuesto un día, ese día que quise conquistar el mundo.

Así que el año pasado regresé para estar contigo. Los meses pasaron volando, y aunque estos fueron más difíciles junto a ti. Estoy dispuesta a esforzarme más para saber más de ti y brindarte mi confianza, sin temor a equivocarme o ser perfecta. Pues ello tomará tiempo, práctica de estar juntos y sobre todo, mis pensamientos deberán estar contigo.
Por ello digo, que nunca te olvidaré y siempre estarás a mi lado para toda mi vida.

***

Esta semana he terminado de estudiar inglés y estoy muy feliz por ello. Porque por fin termine este idioma que me ha traído muchos problemas, pero que ahora en adelante esa forma de pensar acerca de este idioma cambiará porque me esta abriendo muchas oportunidades y otras posibilidades para el futuro.

Debo confesar que primero odiaba este idioma, pero ahora comprendo que empecé mal, pues lo juzgué si antes conocerlo bien. Así que si estas aprendiendo un nuevo idioma, asegúrate de darle toda tu confianza y esfuerzo, y sobre todo ve todos los beneficios que te brindará.

A tu lado

Estándar
 

The Awakening (James Morrison album)

The Awakening (James Morrison album) (Photo credit: Wikipedia)

 Me gustan las canciones que tienen ‘grandes’ mensajes, mejor dicho que son especiales. Muchas de ellas me recuerdan lo que estoy olvidando. En momentos de desesperación y de superficialidad olvidamos quién o quienes realmente estan a nuestro lado apoyándonos sin importar nada.

Esta canción puede ser interpretada y dedicada de muchas formas. Sólo debes escucharla atentamente y comprender el mensaje.
Uno de mis cantantes favoritos con una voz  y pensamiento diferente.
 
Right by your side – James Morrison
Where was I when your tears were falling
Where was I when you needed a friend
Where was I when your heart was calling
Do you not remember well I’ll tell you then  

You know I remain right by your side
Push through the rain and into the fire
‘Cause when I said I loved you
Its just what i meant
So when you asked me where was I when
Every time I was right by your side

Where was my love when your heart was bleeding
Was it not enough just to be your man
when you had no feeling
where were my hands
you dont remember
well i’ll tell you then

You know I remain right by your side
Push through the rain and into the fire
‘Cause when I said I loved you
Its just what i meant
So when you asked me where was I when
Every time I was right by your side

Well, don’t you know
That I give all the best of me
I’ve done it all
but you still don’t want to see

that I remain right by your side
Push through the rain and into the fire
‘Cause when I said I loved you
Its just what i meant
So when you asked me where was I when
Every time I was right by your side

Right by your side
Right by your side
I was right by your side

Recordando un caballo – Uma kun!

Estándar

“Umakun en casa” Imagen: C.A.

Ha pasado un año y dos semanas desde que se fue, desde que lo dejé ir y desde que permití que ambos tengamos otra vida.

Me pregunto si me recordará al verme, porque yo lo hago siempre aunque no lo vea a él seguido. Me pregunto si su corazón sentirá un dolor incontrolable cuando se acuerda los momentos que vivimos juntos, porque yo si lo hago y se me llena de tristeza el alma.

Hoy lo ví, y aun me pregunto si será buena idea acercarme a él, acariciarlo, abrazarlo fuerte y verlo a los ojos llamándolo por el peculiar nombre que le puse.

Cada vez que lo veo mientras el carro me aleja de él, pienso en el pasado y me pregunto si alguna vez podré tenerlo de vuelta, pienso si Dios me perdonará por si es que lo hice sufrir aunque a veces egoístamente piense en que realmente lo hice feliz. Pienso en supuestos que podrían ser, pero que hoy no son posibles.

Sé que nunca lo olvidaré pues una mascota como el no sé tiene todos los días, por ello no dejaré de escribir sobre él. Tal vez cree nuevas historias imaginando como son sus días ahora, con nuevos amigos de su misma especie y con nueva rutina.

Un día 26 de agosto, hace como dos semanas, se fue el uma kun, un caballo especial que tuve conmigo y que siempre recordaré.

Referencia: Adios Umakun

Cuando Regreses

Estándar

Cuando regreses ya no te recordaré porque no podré reconocerte. Habré olvidado todos los buenos momentos que compartimos y que los mantenía como recuerdos.

Cuando regreses no podré saber quien eres y ni quien fuiste. Tampoco sabre que tan especial fuiste para mí.

Cuando regreses solo estas líneas te dirán que yo quería aun mantenerte en mi memoria, pero no pudo ser así.

Cuando regreses y yo vuelva a leerlas, sabre que un día fuiste esa persona que estuve esperando.

Las lágrimas no dejaban de brotar en sus ojos mientras escribía aquella nota que mantendría con ella, y la que volvería a leer cuando el regresara. La situación empeoraba y no quería olvidarlo todo, sin antes guardar muchas hojas llenas de pensamientos y recuerdos de su vida y de quien había sido ella.

No podía imaginar un futuro porque no lo recordaría cuando este llegara. Tampoco podía soñar porque no sabría si algún día se hicieron realidad. Solo aguardaba a que el proceso de pérdida de memoria que le habían pronosticado se pusiera en marcha, por la enfermedad que la había estado consumiendo en los últimos años. No le habían dado fecha exacta, solo sabía que le quedaba poco tiempo el cual ya lo sentía  en los ataques en blanco que tenía.

Duraban 10 minutos, no importaba donde estaba y que hacía. De pronto su mente estaba en blanco. No sabía quien era, ni donde estaba ni el porque y ni el para qué de sus acciones. Esforzaba su mente para recodar pero no lo lograba, solo un inmenso dolor la invadía, tan fuerte que solo un profundo sueño lo lograba calmar. Y al despertar, solo se sorprendía cuándo y cómo es que había decidido tomar una siesta.

Por las aquellas circunstancias había decidido permanecer en casa, tenía todo lo necesario. Y si tenía que salir sabía que alguien de la familia tenía que acompañarla.

Las situaciones empeoraban cada vez más y con más frecuencia. El tiempo de decir adiós a todo su pasado y a todos los recuerdos se acercaba. Un nuevo comienzo, una nueva vida, una nueva ella vendría, y lo que sería como un nuevo nacimiento tardío a los 28 años.

 Continuará…

 

PD: Esta es  una canción que me gusta mucho (Penélope – Diego Torres) Y la que me recuerda una de mis situaciones imaginadas, de que pasaría  si pierdo la memoria?

 

 

Adios UMAKUN

Estándar

Sabía que este día vendría. Lo tenía en la cabeza, pero nunca imaginé cómo y cuándo sería.

El tiempo ha pasado volando, pero a pesar de ello recuerdo cada momento que he compartido contigo.

Creo que tenerte ha sido un sueño que ansié tanto y se hizo realidad. No sé si deba decir algunas palabras de despedida, pues vuelvo a sentir que algo se desprende de mí, y me corre la cólera e impotencia de saber que no puedo hacer nada, por mucho que quiera hacer algo.

 Umakun,

 La primera palabra que deseo decirte de cualquier forma que puedas entenderme es, “por favor perdóname por no tener “aquello” para poder tenerte y tratarte como realmente te lo mereces.”

Hoy la distancia nos separará, no sé cuán lejos sea. Pero algo que si quiero hacer es volver a verte y espero que sea pronto. Y a donde sea que vallas deseo que mi felicidad este contigo. Pues si estuviste a mi lado fue para brindarte la oportunidad a ti  de aun estar con vida, y de llenarme de alegría. Y algo me dice que eso fue una razón muy importante como para encontrarnos y conocernos. Aunque sea difícil de comprender he aprendido mucho de ti y de aquella magia que guardan los animales en su silencio incomprensible.

Recordare todo de ti, tus profundos ojos, tu singular mirada, tu atención cuando te hablaba, el pelo rebelde de tu crin, tus delicadas patas, tus colores cambiantes por estación, tu relinchido al llamarte, el movimiento de tus orejas diciéndome algo y aquella rebeldía tuya que te hacía cada vez más libre.

 Te pido, y aunque sea tarde, que como yo, no me olvides y me recuerdes.

 Me hubiera gustado decirte estas últimas palabras, pero la rutina de la vida lo impidió. Sin embargo, mientras escribo creo que fue lo mejor, no hubiera podido soportar no dejar derramar mis lágrimas como ahora lo hago.

 Adiós Umakun, mis palabras llegaran a ti. Y en mis deseos a Dios  por cuidar a quienes quiero, también estas tú.

 Dedicado al Umakun, mi primer y único caballo.