He caído sin terminar de dar el paso

Estándar

Empecé este año diciendo que sería el final de lo que me ata e impide avanzar de alguna forma.

Este año sería el fin de aquellas cosas que hago para dar el siguiente paso.  Y aunque soy consciente de ello, no me llena de tanta alegría porque sé que me falta algo: “inspiración”

Pero he caído sabiendo que era el fin. Me estoy dando por vencida antes de tiempo. Me pregunto a donde se fue toda mi seguridad y fuerza por terminar de dar este paso. Ese paso que me direcciona a otros que me llevarán mas lejos y mas reconfortantes al de ahora.

He caído una vez mas dejándome cegar por pensamientos que creí que eran correctos, pero no me dejaban notar la importancia de dar un paso firme y completo con la mirada en alto y airosa. Esa mirada de saber que todo lo que hice durante mucho el tiempo fue por una razón mucho más importante que siempre me había dicho y espero no haberla olvidado.

He caído sabiendo que aun estoy a tiempo de levantarme. A tiempo de seguir como si no me hubiera lastimado y sin ningún rasguño que me haya dolido. Ya que caer antes de terminar de dar el paso que me propuse no estaba en mis pensamientos cuando decidí optar por este camino. Sabía que sería duro y también presentía que al final  sería más liviano, sin embargo me he dejado caer.

He caído, pero hoy es el comienzo de terminar de dar aquel paso. El que un día hacer tres años me propuse. El que pienso hacerlo de la forma más segura, fuerte, con la mirada en alto y demostrando que puedo dejar todo atrás para seguir adelante; porque aun me faltan muchos pasos por dan en este camino que es la vida.

Anuncios

Un comentario »

  1. Reblogueó esto en Sin Peculiares en Mi Viday comentado:

    Han pasado seis años desde esa caída… y hoy puedo decirme que es necesario caer todas las veces posibles para sentirse más seguro, más fuerte, más adaptable y más certero con las decisiones.

    Extraño mis ilusiones de años anteriores, mis sueños, mis esperanzas, mis ánimos e inspiraciones. No volverán, porque las personas cambiamos y los sueños también lo hacen al igual que las prioridades… nada es estable nada es seguro, todo cambia.

    Hoy y todos los días caigo para levantarme más firme que antes, no es costumbre, son solo derrotas diarias que hay que aprender a afrontar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s