Stay with me, MAMÁ

Estándar

Ahora que lo pienso:

 Má, todas la cosas que han pasado desde hace un año han sido por una razón, sé que ha sido doloroso que los integrantes de nuestra familia hayan tomado sus rumbos y sé que pronto yo también lo haré.

 A pesar que estas toda mi vida conmigo este año ha sido en el cual nos hemos conocido más… Desayunamos, almorzamos y cenamos juntas cuando podemos. Tú me esperas, yo te espero. Tu me atiendes cuando estoy cansada y apurada, yo te atiendo cuando se que todas tus energías se agotan, pero sé que eres incansable. Sé que debería tratarte como una reina, como tu te lo mereces, pero eres de aquellas que baja del trono para estar siempre del lado de quienes más lo necesitan.

 Hablamos todo el tiempo que podemos, tu me escuchas sin darme la contra, yo te doy la contra y tu callas para darme la razón, me escuchas en silencio cuando me quejo de lo que me ocurre, no sé que piensas pero sé que no vez como “la extraña” que algunos pueden ver. Me preguntas cosas y sé que a veces te sorprendo con mis respuestas. Tú me sorprendes cuando me respondes como una niña, y yo, sonrío. Opinamos de asuntos que ocurren en la noticias sin importar si es lo cierto. Te explico cosas que no comprendes, me cuentas los capítulos de tus novelas que a veces no logro ver contigo a pesar que no me importe, pero te escucho.

 Callamos cuando lo necesitamos, pero callo cuando estoy de mal humor para no hacerte daño, callas cuando sabes que no quiero hablar y reniego por cosas que aun no conoces ni comprendes.

 Soñamos con nuestra vida futura, me encantan tus sueños cuando pensamos que estaremos juntas, mis sueños quizás te aterran porque sabes que tendré que partir, pero te llenan de orgullo saber que vuelo lejos cuando se trata de sueños.

 Trabajamos en casa juntas cuando estoy libre, trabajo por la noche y me esperas hasta que regrese, trabajas en el día y espero encontrarte cuando vuelva.

 Me consuelas cuando lo necesito, cuando mis ánimos caen cada vez al suelo y necesito levantarme de nuevo, te escucho dar ánimos a quienes lo necesitan y están más lejos.

 Y ahora nos conocemos más que nunca…

Anuncios

»

  1. Pingback: Día de la madre « Sin Peculiares en Mi Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s