La Ausencia de mis Palabras

Estándar

Ya son dos meses aproximadamente que no logro escribir. Cada palabra es más complicada que la otra para poder transmitir algo, empiezo a dudar si realmente me gusta escribir, si realmente tengo ese don de  que cada letra se empiece a dibujar para decir algo, si realmente nací para algún día tener un libro publicado, si realmente me pasaría toda mi vida escribiendo en cualquier lugar del mundo con tal de decir cada idea loca o sobria que se me ocurriera a lo largo de mi vida, si realmente  los caminos que he seguido hasta ahora me han llevado hasta donde creo que he llegado, y  dudo si realmente “descubrí” en estos años que verdaderamente  me gustaba escribir.

 Estoy dudando y no se si es lo correcto, pues dudar te detiene. No avanzas ni retrocedes pues solo das un paso al costado y se que no es eso lo que yo quiero. Quiero avanzar, quiero escribir mas, quiero crear historias que guarden algo de mi para volver a descubrirlas un día que las pueda olvidar, quiero que en cada palabra haya algo de mi persona como un día recuerdo haberlo escrito, quiero que cada semana, cada día  y en cada momento se me ocurra una idea o pensamiento para poder transmitirlo a los demás, quiero descubrirme mientras mis pensamientos y palabras se juntan, quiero sorprenderme cuando vuelva a leer cada fusión de sentimientos que pueda plasmar en mis escritos que algún día haya realizado.

 Pero cada vez se me hace complicado y me toma mas tiempo para que las palabras sigan creciendo y aumentado para formar algo que tenga sentido. Mis dedos se mueven con más lentitud buscando las letras para escribir algo correcto. Mi mente cada vez está en vuelta con otras cosas que aun no las comprendo pero que me separan de lo que quisiera hacer. Mis pensamientos se pierden con mayor facilidad en el mar de dudas que cada día va creciendo. Y pienso que mi inspiración me ha abandonado una vez más.

 Creo que mi inspiración y yo aun no nos llevamos bien, siempre nos andamos perdiendo y confundiendo de caminos. Me pregunto si hay que entrenarla para que este ahí cuando mas la necesite. Siempre he creído que uno tiene que buscar aquello que mas lo inspire hacer algo, sin embargo yo aun no lo he hecho pues muchas cosas me atan y me detienen. Sé que me tomará tiempo desprenderme de ellas, aunque haya crecido durante estos años y ya no sea una niña, por dentro sigo teniendo ese temor como cuando no quería tener más de 16 años.

 El tiempo sigue pasando y mis palabras se siguen rehusando a salir de mi mente, el cuerpo de mis letras cada vez son más débiles, mi mensaje cada vez es mas confuso, mi pensamiento cada vez es mas endeble de crear algo, y mi inspiración esta mas ausente que antes; creo que voy perdiendo mi don que algún día gane con mis esfuerzo. Lograr escribir fue un trabajo duro y siento que cada día lo voy perdiendo.

 Tengo miedo y no lo dudo, pues pudo ser solo una etapa en donde mis escritos fueron una simple descarga de aquellos disturbios que quizás pude haber tenido, y quizás ya acabo todo. Estrujo mi cerebro para que me de algo mas para rellenar estas hojas pero no responde. Mis lágrimas caen de rabia por no lograr lo que algún día me propuse, escribir y escribir hasta un día cansarme de eso, pensé que nunca lo haría, y aun no lo he hecho. Pero mi temor de no lograrlo me aterroriza con pensamientos para darme por vencida con esto: letras que forman palabras que salen del pensamiento de cada uno para transmitir algo a los demás, aquello que puedan compartir y comprender solo entre los mágicos procesos de la lectura.

 Para dar soluciones solo quiero pensar que son etapas, de esas que no te permiten continuar con plasmar mas ideas e historias, de aquellas que solo le pasan a personas que escriben por gusto y placer. Quizás deba descubrir aquellos momentos especiales en donde me surgen las ideas de empezar a escribir algo nuevo para alguien que quiera leerlo. Quizás son solo presiones que me doy en mi búsqueda de la perfección y tranquilidad en mi vida. Quizás son tormentos del pasado que no me dejan continuar. Quizás deba encontrar a la persona indicada que me guíe por el camino,  aquel que  no me aleje de mi mar de palabras. Quizás solo deba ser feliz y todo estará resuelto. Quizás deba comprender a mi inspiración que esta en un proceso de crecimiento. Quizás aun estoy joven como para atormentarme por un par de meses de no poder escribir. Quizás esto se solucione por arte de magia como los cuentos de hadas. O  quizás  este no sea mi camino.

Pueden ser muchos quizás y suposiciones que pueden remediar el dolor y la impotencia de no lograr lo que uno quiere, sin embargo el ultimo “quizás” que pueda tener todas las respuestas y  soluciones a los problemas sea; “quizás solo es una prueba mas del camino que he optado” y para ello uno debe seguir siendo fuerte pues de cada prueba se aprende una lección que perdurará para toda la vida. Dejar de escribir un par de meses no es toda una vida son solo sesenta días aproximadamente, y aun tengo toda mi vida para continuar escribiendo.

 

Domingo 10 de octubre del 2010, 01:41 a.m.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s