Adios UMAKUN

Estándar

Sabía que este día vendría. Lo tenía en la cabeza, pero nunca imaginé cómo y cuándo sería.

El tiempo ha pasado volando, pero a pesar de ello recuerdo cada momento que he compartido contigo.

Creo que tenerte ha sido un sueño que ansié tanto y se hizo realidad. No sé si deba decir algunas palabras de despedida, pues vuelvo a sentir que algo se desprende de mí, y me corre la cólera e impotencia de saber que no puedo hacer nada, por mucho que quiera hacer algo.

 Umakun,

 La primera palabra que deseo decirte de cualquier forma que puedas entenderme es, “por favor perdóname por no tener “aquello” para poder tenerte y tratarte como realmente te lo mereces.”

Hoy la distancia nos separará, no sé cuán lejos sea. Pero algo que si quiero hacer es volver a verte y espero que sea pronto. Y a donde sea que vallas deseo que mi felicidad este contigo. Pues si estuviste a mi lado fue para brindarte la oportunidad a ti  de aun estar con vida, y de llenarme de alegría. Y algo me dice que eso fue una razón muy importante como para encontrarnos y conocernos. Aunque sea difícil de comprender he aprendido mucho de ti y de aquella magia que guardan los animales en su silencio incomprensible.

Recordare todo de ti, tus profundos ojos, tu singular mirada, tu atención cuando te hablaba, el pelo rebelde de tu crin, tus delicadas patas, tus colores cambiantes por estación, tu relinchido al llamarte, el movimiento de tus orejas diciéndome algo y aquella rebeldía tuya que te hacía cada vez más libre.

 Te pido, y aunque sea tarde, que como yo, no me olvides y me recuerdes.

 Me hubiera gustado decirte estas últimas palabras, pero la rutina de la vida lo impidió. Sin embargo, mientras escribo creo que fue lo mejor, no hubiera podido soportar no dejar derramar mis lágrimas como ahora lo hago.

 Adiós Umakun, mis palabras llegaran a ti. Y en mis deseos a Dios  por cuidar a quienes quiero, también estas tú.

 Dedicado al Umakun, mi primer y único caballo.

Anuncios

»

  1. Pingback: Recordando un caballo – Uma kun! « Sin Peculiares en Mi Vida

  2. Pingback: ¡Umakun! | Sin Peculiares en Mi Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s