Mi perro Aguadito, perdido

Estándar
imagen: celene a.

imagen: celene a.

”La gente viene al mundo para poder aprender cómo vivir una buena vida, como amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, verdad? Bueno, como los perros ya saben cómo hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros.” (via mailing)

El aguadito llego a casa una tarde de invierno. Lo llevaron con nosotros porque su dueño ya no podía cuidarlo, necesitaba de un lugar más grande para seguir creciendo. Nosotros lo aceptamos sin condición alguna, solo recibirlo a él con todos sus juguetes, pues aún era cachorro cuando se integró a la familia.

El CarloFrancisco (nuestro perro – QEPD) lo recibió sin problemas, dando el ejemplo como jefe de casa. Tan pronto pasó el tiempo ambos se hicieron amigos inseparables, jugaban, saltaban, corrían, mordían y aceptaban a los gatos. Fueron grandes guardianes de la casa, una gran dupla.

Cuando el CarloFranciso se fue al cielo, el Aguadito asumió el cargo de jefe de casa. Durante los años que estuvo solo en casa hizo bien su labor de guardián, cuidándola sin temor alguno y sin dejar su lado juguetón.

Cada noche y cada mañana nos recibía con grandes saltos acompañados de ladridos fuertes en demostración de su amor hacia nosotros. Era joven, lleno de vigor y gracia. No estaba enfermo, solo tenía mucho energía por derrochar.

Y ahora desde hace más de una semana, mi Aguadito ya no está, se salió de casa, por un descuido mío. Ha desaparecido. Lo que más me angustia de esta situación es saber que no sé qué es de él. Si está vivo, si ya se fue al cielo, si encontró un nuevo hogar, si está enamorado, si ha olvidado el camino de vuelta a casa y otras posibilidades más. Esta incertidumbre me estruja el corazón, porque no puedo tener una respuesta de dónde y cómo este. Por ello aún sigo con la esperanza de encontrarlo una vez más en casa.

Hace unos días antes de dormir le pedí a Dios que guiara sus pasos para que regresara a casa. Y esa noche me soñé con él, se veía feliz porque  ya estaba en casa. Fue tan real que lo sentí, pero cuando desperté solo había sido un sueño.

Creo que Dios  me respondió ¿será que mi perro ya encontró el camino de regreso hacia él? A veces pienso que sí, pero por alguna razón no quiero pensar que así podría ser.

Para recordar a mi perro Aguadito que no está conmigo y que aún guardo esperanza de tenerlo una vez más.

imagen: celene a.

imagen: celene a.

Anuncios

»

  1. Pingback: Mi perro Aguadito, de vuelta en casa. | Sin Peculiares en Mi Vida

  2. Pingback: Mi perro Aguadito, de vuelta en casa. » Yo Evoluciono

  3. , Hola a mi me robaron del porch de mi casa a mi pequeña Sofy, ya hace treinta y dos dias,la compañera de todas q apenas llegabas te saltaba para q la acaricies,ladraba cuando escuchaba un ruido y yo le decia vamos mi gran gigante ladre y cuide a mamá,pero el q le cuesta demostrarlo es su peqeño amo de apenas tres años ,que jugaban corrian yhasta dormia en los piecitos de el, todos los dias pregunta por ella,y todos los dias pido a Dios que la encuentre, la estrañamos mucho y yo te entiendo que aparezca pronto t lo deseo de corazon

  4. Pingback: Familia Canina | Sin Peculiares en Mi Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s