Soberbia, una historia con moraleja

Estándar
from google images

from google images

Encontré una historia de Eduardo Chaktoura, que puede explicar bien lo que es la soberbia, y quiero compartirla con ustedes.

Quien se confunda al levantar vuelo deberá saber planear, resistir y recuperarse.

(soberbia) Se sube al balcón, a la cima de la montaña y mira. Se siente por encima del otro, de los demás, como si realmente tuviera el poder de volar. Desde abajo, una hormiga, con su hojita en el lomo, le dice: “Cuidado, no te vayas a caer”. A diferencia del halcón arrogante, la hormiga, al menos esta hormiga, parece tener los pies sobre la tierra.

En otro tramo de la fila, un grupo de hormiguitas está detenido, admiran inmóviles el esplendor, las pumas y ese pico voraz. Junto a ellas pasa otra hormiga que, molesta de ser insecto, muerde entre dientes algo así como en definitiva, todos nos vamos a morir igual. La hormiga enojada no tolera la vanidad de aquel pájaro creído, que cree volar más alto.

¿Qué es volar más alto? ¿Qué nos hemos creído respecto de eso de que tú si que vas a llegar lejos? Quien confunda levantar vuelo con soberbia, en algún momento deberá saber planear, resistir y recuperarse del descenso o, de lo que es peor, la caída. Tampoco sirve de nada insistir con querer tener alas o creer que las alas son las que nos garantizan el poder de volar.  Habrá que saberse abrirse al mundo y sentirse igual a pesar de las diferencias.

Vuela alto quien al pasar siente la satisfacción de la brisa suave en el rostro; quien no desea más velocidad ni equipaje del necesarios; quien vuela en bandada, aunque lidere o haga punta; quien abraza cada uno de esos aleteos que nos llevan, siempre, hacia un destino incierto, del que no tenemos control, solo nuestro deseo.

¿Cuál es tu hoja de ruta? ¿Cuál es tu velocidad? ¿A donde estas yendo? ¿A dónde quieres llegar y a qué precio?

El autor es psicólogo y periodista (Eduardo Chaktoura)

…………………………………………………………….

Sus preguntas finales me hicieron pensar y recapacitar en el viaje que he comenzado, por ello comparto mis respuesta:

¿Cuál es tu hoja de ruta? Seguir mi plan que ido armando con cada experiencia que he vivido hasta ahora, hay posibilidades de cambio, porque cada hoja de ruta se adecua a como va yendo el vuelo.

¿Cuál es tu velocidad? lenta, pero segura, a veces quiero ir a toda velocidad pero ya he comprendido que nada se hace a la velocidad de la luz sin poder disfrutarlo. Siendo y sabiendo quien realmente soy será feliz.

¿A donde estas yendo?  estoy en el camino del encuentro conmigo mismo. Necesito y quiero saber quien soy haciendo aquello que me gusta.

¿A dónde quieres llegar y a qué precio? quiero llegar lejos, a un lugar en donde pueda decir aquí estoy yo y me quedaré por siempre. Quiero llegar a un lugar (no especifico) pero en donde pueda dejar mi huella. El precio es muy alto, hay sacrificio y riesgo que correr nada es fácil y gratis el precio lo pagamos nosotros y no alguien más.

Y ahora, cuales serán tus respuesta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s