Diciembre ya estás aquí!

Estándar

via frasesenimagenes.net

Creo que voy tomando la costumbre de tener un post llamado Diciembre, o algo por ahí. Para mí, este mes sea ido convirtiendo en uno de mis favoritos, aunque para muchos quizá sea todo lo contrario. Porque  diciembre significa muchas cosas… específicamente para reflexionar.

El fin de un año. Tiempo de pensar en lo que se ha hecho, lo que se ha alcanzado, lo que nos falta por aprender y de las pruebas que se ha superado. Aunque haya sido un año duro para algunos y quizá genial para otros, algo me dice que la vida se ha encargado de darnos una lección; para saberlo habrá que meditar sobre lo bueno y malo de este 2013.

El preámbulo de uno nuevo. Aunque el año no haya terminado aún, estaremos pensado desde ya ‘todo’ los que nos faltó hacer, así que ha pensar en que o en cuales áreas se estará dando el mayor esfuerzo en el 2014. Sin embargo, iniciar este mes preocupándonos por algo que todavía no llega no será la mejor solución; así que tiempo al tiempo y lo sabremos.

Mes de ilusiones y deseos, todo se vuelve posible, alcanzable, superable, mejorable y todos los adjetivos con ‘ables’ que sean positivos. Este mes tiene esa extraña sensación de contagiarnos con esa chispa, de sentirnos capaces de poder hacer sonreír a los demás y compartir un pequeño detalle con otros para ayudarles a cumplir un deseo o a ilusionarlos por in instante con la magia de diciembre. La amabilidad y empatía van saliendo a flote y el odio va quedando atrás, aunque sea por un mes.

Durante 31 días guardo, personalmente, la esperanza que algo en el mundo puede cambiar para bien. Pensamientos inocentes me hacen creer que durante todo diciembre las guerras terminan, las diferencias entre naciones desaparecen, que el idioma se vuelve uno, que no hay una persona superior sino que todos somos iguales. Empiezo a creer en que la justicia si existe, y que el perdón puede sanar heridas y construir nuevas vidas. Y que aunque por un día, en diciembre, se puede sentir por unos instantes un aliento de paz y esperanza. Quizá, si los otros meses también se llamaran diciembre, se podría ir cambiando el mundo.

Diciembre significa mucho y, particularmente, diferente para cada uno, aunque es el último de cada año envuelve a todos, o a la mayoría, en momentos de reflexión aunque sea por unos instantes. Yo reflexionaré en qué más puedo hacer para ayudar a cambiar al mundo, solo espero que las demás personas también se tomen ese pequeño tiempo.

Feliz diciembre! 🙂

Anuncios

»

  1. Pingback: Mi diciembre en versión 2015 | Sin Peculiares en Mi Vida

  2. Pingback: Diciembre mes de los regalos en el 2016 | Sin Peculiares en Mi Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s