Ojalá, palabra de falta de compromiso

Estándar

from: illuminator87.wordpress.com

Hacer planes o tener sueños que queremos cumplir implica de forma esencial el fiel compromiso de cada uno. De cómo vamos a conseguirlo y cuan duro trabajaremos en ello.

Comparto con ustedes parte de la columna de Eduardo Chaktoura sobre su diccionario emocional y en esta ocasión nos habla de esta palabra mágica que implica esa esperanza de alcanzar algo: “ojalá”.

“Ojalá, implica sueños, esperanza y optimismo, pero sin atribuirle todo a la fortuna que implicaría una falta de compromiso vital.”

Ojalá significa si Dios quiere (law sha’a Allah) diría un árabe a la hora de que algo bueno ocurra. Ojalá se impone, amorosamente, como la interjección más esperanzada.

Ojalá implica sueños, esperanza, optimismo. Inevitablemente, el ojalá precisa de una mirada positiva. Eso sí, para evitar sensaciones de angustia y fracaso es conveniente sintonizar con el grado de posibilidad de que ese algo ‘ojaloso’ ocurra.

Antes que nada, definamos (redefinamos o confirmemos): ¿qué es eso que tanto deseamos que se haga realidad?

De nada servirá quedarnos en el ojalá de aquello que puede ser imposible. En este sentido, el ojalá quedará reducido a la espera de un milagro. No perdamos la fe. Pero no echemos la culpa a Dios (al Allah de aquel árabe etimológico) si es que no llega a concretarse lo extremadamente incierto o posible.

Una vez precisados los deseos y sus posibilidades de concretarse surgirán otras preguntas. ¿Cuánto nos preocupa? ¿Cuán obsesivos vivimos a expensas de nuestros deseos? ¿Cuánto hemos hecho (o estamos haciendo) para que nuestros ojalá se hagan realidad?

Esperar una lluvia de ojalás habla de quien atribuye todo a la fortuna, de quien no motoriza, de quien no busca. Una vida llena de ojalás puede darnos cuenta de la inacción o la falta de compromiso vital. (…)

Ojalá logren desteñirse aquellos que viven pintando ojalás en tinta negra. Ojalá descubran los beneficios físicos y emocionales que la ciencia ha descubierto sobre los que experimentan el optimismo de la buena esperanza.

Lee la columna completa aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s