Confesión #1: Hacer amigos en el colegio

Estándar

Mientras hacía mis últimas cosas en esta noche, recordé que cuando estaba en el colegio se me hacía algo difícil hacer nuevos amigos, en especial en secundaria, así que sin darme cuenta o quizá conscientemente elaboré una estrategia 😉 .

Mi madre nos cambió de escuela a mis hermanas y a mí cuando cursábamos los años secundarios. Yo – felizmente – iniciaba el primer año de secundaria, de alguna forma esa era una ventaja; pero a mis hermanas les tocó el cambio a mitad y final de esta fase de estudios.

Recuerdo que como se me era difícil hacer amigos (colegio nuevo, nuevos estudiantes), o quizá porque quería hablar con otros grupos que yo quería conocer, me hice una gran cartuchera – artesanal – o un pequeño neceser de tela (retazos de jeans) era tan grande que cabía de todo, colores,  plumones delgados y gruesos de todos los colores, tenía diferentes reglas, varios lápices y lapiceros; nunca me faltaba un tajador o borrador. Entonces como nunca me faltaba nada y siempre había alguien que olvidaba algo o que necesitaba algo que yo tenía en mi gran cartuchera de tela, me hablaban aunque sea para pedir algo prestado; siempre amable con ellos y a cambio recibía un agradecimiento, y/o tal vez un pensamiento de: “que buena, siempre tiene algo y presta sin prejuicios”. 😛 (Qué idea loca que tenía en mi adolescencia ) 

Hacer nuevos amigos, más aún en la adolescencia, es un proceso difícil; como hubiera querido ser la que soy ahora. Así que la solución es ser uno mismo sin prejuicios de lo que dirán, siempre habrá alguien que se identifique con uno. La apariencia no solo importa, sino las palabras y pensamientos que se tengan para compartir. 🙂 

Anuncios

»

  1. No en una cartuchera grande, pero mi estrategia fue compartir… dulces. Compraba una funda y empezaba a brindar y claro, no todos se quedaban conversando conmigo, y casi todos agradecía. Ya no la uso, pero me gustó eso de compartir, y cuando tengo algo de dinero, aún me gusta poder compartir comida. 🙂

    • Hola, Sekas, muy interesante. Creo que muchos hemos tenido algo así como “una estrategia” para hacer o tener amigos 😉

      Saludos!

  2. Pingback: Confesión #2: ¿Inglés?… no gracias | Sin Peculiares en Mi Vida

  3. Pingback: Confesión #3: ¿Fútbol? … solo cuando es emocionante! | Sin Peculiares en Mi Vida

  4. Pingback: Confesión #4: Aprender, siempre aprender | Sin Peculiares en Mi Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s