Take me home

Estándar

Take me home suena en mis oídos intentando opacar la grabación que anuncia cada estación que se detiene el tren. Las calles ya se me hicieron conocidas al igual que la ruta. Todas aprendidas de memoria por la repetición. Lo extraño es que con el tiempo, lo no familiar se está volviendo familiar. No sé si asustarme o no, aunque sí debería porque en realidad no estoy en casa. No estoy con mis montañas, con el aire fresco de campo, o con las caricias de un sol de valle. Estoy lejos, a miles de kilómetros.

Y mientras sigo imaginando detalles de lo que extraño de mi lugar, el coro de la canción dice will you take me home? como si se lo cantara al tren para que me llevé a casa. Lo raro es que sí lo está haciendo solo que a otro hogar. Un hogar que se está convirtiendo en mi segunda casa. Tengo miedo de que esta costumbre me aleje de mi verdadero hogar.

Pero quien dice dónde está el hogar, dónde está el lugar de cada uno, si el corazón siempre está buscando y encontrando otros  lugares que pueden ser hogares. Porque hogar no es solo el lugar físico, son las personas, son los recuerdos, son las experiencias, el aprendizaje y  también son esos lugares que guardan sueños.

No quiero dudar de donde pueda estar mi hogar, pero cuando las alas se abren lo que más quieren es volar. Espero que mi retorno a casa no tarde más de lo esperado. Porque no hay nada planeado en la vida, solo hay certeza para poder continuar en la incertidumbre.

Imagen: underthebluedoor.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s