Un ángel de despedida

Estándar

No recuerda exactamente qué día de la semana ni qué fecha fue. Pero, si recuerda que era de noche y que esa significaba, para ella, la última vez que quizá podría volver a verlo. No sabía si se encontraría con él de nuevo, o no sabía cuánto tiempo pasaría para que volviera a tener las largas conversaciones que solo solía tener junto a él.

Esa noche coordinó con su hermana para  encontrarse y regresar juntas a casa. La espera tardó un par horas pero no le importó, porque solo rondaba por su cabeza la despedida que no había tenido con él. El tiempo no importaba, le importaba saber que esa noche quizá era la última de él en el país, y ella no había hecho nada para decir adiós adecuadamente.

Se encontró con su hermana, y mientras esperaban que la luz del semáforo cambiara, le preguntó si ya sabía cuándo él se iba y si le había dicho adiós.  Ella le respondió que solo sabía que partía al día siguiente pero que no había hecho ni comprado nada especial para entregarle. Y que además, aunque le diera pena, era mejor no despedirse, porque sabía que no aguantaría llorar delante él.

Su hermana sorprendida por las palabras de ella y conociendo lo mucho que ella valoraba la forma de su encuentro y lo poco que compartieron, le dijo que se dejara de tonterías y que más bien pensara que era posible que nunca más lo volvería a ver. Además le recordó que en el futuro se podría arrepentir de no haberse atrevido hacer algo especial para decir adiós.

Tras escuchar esas palabras de su hermana se armó de valor  y le dijo que sí se atrevería a despedirse de él. El timón del auto giro mientras su hermana le preguntaba dónde era la casa de él. Ella le indicó que estaban a unas cuadras y mientras regresaban rumbo a su casa le dijo que no tenía nada especial para darle. Entonces llevo su mano a su cuello y le dijo que solo tenía el ángel que ella le había regalado, pero sabía que no era buena idea. Su hermana la miró y le dijo con confianza que se lo entregará a él si realmente era especial para ella. Que no se sintiera mal porque siempre habría ocasión de que le pudiera dar otro ángel. Pero no habría otra ocasión para despedirse adecuadamente de él.

Cuando llegaron a la casa de él, bajó del auto, se quitó el ángel que colgaba de su cuello, se acercó a la puerta y tocó el timbre. Su corazón latía intensamente mientras esperaba que alguien le atendiera. Estaba muy aterrorizada por hacer eso, por en el fondo algo le decía que era lo correcto y que no se arrepentiría de haberlo hecho.

La puerta se abrió y salió una mujer joven, ella la saludo y preguntó por él. Por cosas de la vida, él no estaba en casa. Quizá la tristeza se le posó en el rostro porque aquella mujer joven le dijo que aguardara y entró a la casa. Tras unos minutos regreso con un celular en la mano y se lo entrego diciéndole que hablara, en línea estaba él para escuchar su despedida.

Las palabras fueron rápidas pero ella dijo adiós y le deseó felicidad en su vida. Había logrado decir adiós, aunque solo fuera por teléfono. Cuando terminó de hablar le agradeció a la mujer joven y le dijo que tenía algo para él, le entregó el ángel diciéndole que él ya sabía de qué trataba.

No derramo lágrimas frente a él, ni frente a la casa de él; pero cuando entró al auto de su hermana se echó a llorar. Lloraba por una despedida que no fue, lloraba porque sabía que no lo volvería a ver y lloraba por sentía que algo de ella se perdía para siempre. Y quizá entre esas tristezas solo le quedaba el alivio de saber que él tendría algo de ella y que esperaba que lo valorara tanto como ella lo hizo con él.

Pasaron más de cinco años y aún no volvió a verlo, pero recibió un detalle de esperanza de un futuro encuentro aún sin fecha ni lugar. Pues sabe que él aún conserva ese ángel que marco su despedida.

imagen: VG

imagen: VG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s