Resistir

Estándar

Hay momentos en donde no hay lugar a dónde ir, no hay escape ni escondite y no se puede desaparecer.

Sólo queda afrontar, poner el pecho y resistir… 

 

El año va terminando y mis reflexiones de cierre del 2016 van llegando. Hay lecciones que rescatar, pero no creo haber aprendido de todas, me falta mucho aún y eso es alarmante porque da pie a otras lecciones mucho más fuertes. Pero quizá lo más valioso de este tiempo ha sido resistir. 

Resistir a la esperanza que a veces duele.

Resistir a las expectativas que no tienen fundamentos.

Resistir a sueños, deseos e ilusiones que no serán realidad. 

Resistir a la incertidumbre que guía un camino desconocido. 

Resistir a desprenderse de todo para aligerarse.

 

Y, a pesar de todas las resistencias propias e impuestas, todas ellas han fortalecido o endurecido el caparazón. Y quizá de eso trataban todas las lecciones, de resistir para fortalecer, a pesar que ello me haya hecho fuertemente frágil.

Resistir trata de aceptación, de despertar, de afrontar, de soltar y de permanecer.

 

picture: @gurlfromtumblr

picture: @gurlfromtumblr

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s