Dejarse llevar por la vida

Estándar

El hecho de haberme visto tan zarandeada por noticias primeramente buenas, que luego eran malas para finalmente resultar ser inciertas, me ha enseñado a dejarme llevar por la corriente, a no resistirme, a permitir que las cosas sean tal como son, a observar simplemente el origen y el desarrollo de los acontecimientos con cierta serenidad y desapego, sin intentar forzarlos, sin desear que fueran de una forma o manipular su resultado, observando simplemente lo que es y participar solamente cuando proceda, en la medida que el “ser” de vida se despliega. – Treya Wilber, obra Gracia y Coraje.

 

No es que esté dejando de tener sueños o metas por cumplir. Sólo estoy deseando mantener mis pies en la tierra para recorrer mi camino con presencia plena. Porque muchas veces he volado a tierras de ensueño guiada por mis ilusiones de cuentos de adas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s