Archivo del Autor: Celene A.

Acerca de Celene A.

Comunicaciones y Negocios. Me gusta escribir, amo los gatos, adoro los mensajes entre lineas, me encanta el helado y prefiero el campo.

Cuestiona tu vida

Estándar

He caido en cuenta que he dejado de lado el hacerme preguntas sobre mi situación actual y este post explorado por alguien más me lo recordó.

Hace casi 6 años rescaté esta frase de un documental, el cual valora la importancia de cuestionar nuestras vidas y sobre el poder del pensamiento. Hoy  reconosco que ello me está haciendo falta en estos días para poder encarrilarme con fuerza en mi propósito (antes de que sea tarde).

He olvidado me preguntarme ¿por qué estoy viva? ¿por qué suceden las cosas? ¿puedo cambiar el mundo o al menos intentarlo? ¿de qué forma puedo dejar mi marca en este mundo? ¿qué puedo hacer por los demás? ¿este camino realmente es el correcto? ¿por qué los cambios o las incertidumbres? ¿vale esto realmente la pena? ¿estoy escuchando mi corazón o mi niña interna? y tantas preguntas que en un pasado lejano, en mi adolescencia aprendí hacerme para no dejarme llevar por la hipnozis del entorno…

¿Y qué preguntas no te estás haciendo tu?

 

Aquí la frase:

“La típica persona que vive la vida y la considera aburrida y monótona, lo hace porque no ha intentado adquirir conocimientos ni información que la estimulen. Están muy hipnotizadas por el entorno, a través de los medios, a través de la TV, a través de personas que viven y crean ideales que todos intentan cumplir y que no pueden hacerse realidad en lo referente a los patrones físicos y de belleza, y valor. Porque estas son solo ilusiones, al final todo el mundo se rinde, y vive la vida en la mediocridad. Y quizá vivan esa vida, pero sus almas no, su deseo quizás nunca lleguen a salir a la superficie, para que puedan hacer otra cosa.Pero, si sale a la superficie y ellos se preguntan a sí mismos  ¿Hay algo más? ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es el objetivo de la vida? ¿A donde voy? ¿Qué pasa cuando muero? Empiezan a plantearse estas preguntas y empiezan a  interactuar con la idea que quizá sufren una crisis nerviosa. Pero en realidad lo que pasa es que empiezan a desmoronarse los conceptos antiguos de la forma de ver la vida en el mundo. (Dr. Joe Dispenza, D.C)

 

Puedes leer el post de esta publicación y la información del documental aquí.

Anuncios

Future me

Estándar

Porque no hay mañana que se conosca, hay que estar listos y ser quienes queremos ser en ese mañana que siempre es hoy. 😉

” There’s gonna be some pain
It’s good to feel something
Right now, I’m already who I wanna be tomorrow […]
~ Echosmith

 

¡Salga corriendo!

Estándar

Definitivamente esto fue una señal de alerta. Aunque surgió temor, el alivio resaltó al saber que estamos empezando el año 😉

¡A tomar acciones sin temores!

“Si pudiera agregarle un párrafo a este cartel escribiría: ¨SALGA CORRIENDO, porque la Zona de Confort es un estado mental, emocional y físico que lo mantiene INFELIZ. Usted sabe que, hasta cierto punto, ahí adentro está segur@, tiene un dinerito fijo que le alcanza para sobrevivir pero que no es suficiente para disfrutar la vida como se lo merece, dándose todos los gustos, viviendo nuevas experiencias, cumpliendo sus metas, avanzando hasta sorprenderse a sí mism@ al superar sus propios límites.

¡Salga corriendo y hágalo YA mismo! Allí afuera l@ espera la FELICIDAD¨. ¿Vos estás ADENTRO, SALIENDO o ya AFUERA?”  ~ (Mariana C. Quesada)

 

 

 

 

 

(Mis) Principios para el 2018

Estándar

Estas letras llegan más tarde que nunca, el 2018 ya ha empezado y yo ni siquiera me despedí del 2017. Y la verdad es que no quería hacerlo, 2016 y 2017 han sido los años más difíciles de mis existencia. Quizá han habido otros años y no los recuerdo, pero a esta edad es cuando queremos encontrarle sentido a todo y si no es así, nos encontramos más perdidos que nunca y eso lastima, eso derrota. Y eso es lo que realmente ha pasado con estos dos últimos años pasados.

Con base a las lecciones aprendidas en los últimos 720 días, me digo firmemente que no tengo ni una sola expectativa en este nuevo año, ni esperanza de que será mejor que antes o que traerá sorpresas que me cambien la vida. Puesto que el trabajo para hacer que la situación sea diferente depende sólo y exclusivamente de nosotros, no de alguien más y mucho menos de un nuevo año. Esto de inicios es sólo un radar que nos recuerda que el tiempo seguirá pasando si no tomamos acción y ponemos manos a la obra.

Por esa razón y muchas otras, decreto que este 2018 será bueno o malo sólo bajo mi propia responsabilidad. Para ello debo ser fiel a las creencias que he ido tomando como principios y guías en mis días rutinarios:

  • Resiste porque eso te fortalecerá para enfrentar los días duros, las pruebas y la rutina de los días mientras encuentras el camino.
  • Sueña pero con los pies firmes en la tierra y sólo extiende las alas cuando hayas escuchado al corazón. 
  • Piensa en ti antes que nada. Viniste sólo y te irás sola. Sólo depende de ti ser feliz, no esperes que algo externo sea la base de tu felicidad.
  • Adáptate al cambio porque los planes rectos no existen (a no ser que tengas la vida comprada). La vida se  encargará de ponerte curvas.
  • Acepta los imprevistos y muéstrale tu mejor sonrisa para recordarle que no te darás por vencido.
  • Reconéctate con tu esencia aunque sea difícil. ¡Tiene que haber una forma!. Encuentra tu sentido.
  • Y no te des por vencido aunque a veces esa sea la salida más fácil y rápida de tomar. Cuando estés a punto de hacerlo piensa que debes seguir resistiendo ( y regresa al primer punto).

 

¡No dejes que 2018 sea como los otros años, marquemos una diferencia! aunque cueste, aunque canse, aunque sólo veamos gris en ocasiones.  😉 

a volar

¡A volar!

 

 

 

Invasión rutinaria

Estándar

Escapa, huye y corre todo lo que puedas cuando quieras alejarte de la rutina. Porque ella hará todo lo posible para capturarte, para destruir tus planes y para consumirte por dentro con el objetivo de dejarte sin aliento para ir por más.

Primero sentirás un quiebre en tus días, un quiebre inesperado, una duda de saber por qué te levantas todos los días, por qué sigues el mismo rumbo de ida y vuelta, una duda de saber por qué no puedes hacer más de lo que muchas veces te propones.

Luego vendrá un vacío que teñirá tus dias de grises sin importar que el sol se asome. Un vacío que quiere ser llenado de nuevas ilusiones pero el lugar y tiempo en el que te encuentras no lo permite. Un vacío que ayuda a no marcar rumbo, a no encontrar a quien seguir y que ayuda a sentir que la seguridad rutinaria puede ser más valiosa que teñir los dias de sueños y metas por alcanzar.

Tras ello sentirás las necesidad de escapar. Huir de dónde te encuentras. Querrás ir contra esa corriente que te ha estado arrastrando, que te ha estado engañando con su comodidad difusa. Sentirás la necesidad de abandonar el entorno inestable en el que te estabas sumergiendo.

En ocasiones te engatusará haciéndote creer que la recompensa podrá reemplazar aquello que hace falta en tus días. Intentará hacerte recapacitar de una supuesta mala decisión que podrías tomar. Pero para entonces tendrás que tener la firmeza con la que has detectado esa invasión de rutina que te está matando por dentro.

Para entonces tendrás que ser fuerte para dejarte llevar por el corazón y no por la razón. Sin embargo, nada de esto pasará si estás en el lugar y en el momento correcto haciendo lo que crees que vales y para lo que crees que estas hecho.

La Fonda, Tijuana, México. “Quiero más dias como ese”

This is why I need you

Estándar

Cause you make the darkness less dark
You make the edges less sharp
You make the winter feel warmer
You make my weakness less weak
You make the bottomless deep
You make the waiting feel shorter
You make my crazy feel normal, every time
You are the who, love is the what and this is the why

~  Jesse Ruben

 

 

 

Hay personas que ayudan a sobrellevar la vida, a veces están toda la vida, a veces en los momentos correctos y a veces sólo en instantes para recordarnos que siemore estarán ahí cuando sea necesario el empujoncito para seguir despertando. 😉

 

 

 

 

 

 

Incertidumbre 

Estándar

En este año tocó aprender de la incertidumbre, a las buenas y también a las malas, hubo resistencia pero también aceptación, se sintió dolor pero también alivio y principalmente llegó la libertad de soltar todo pasado y todo futuro.

No sé que vaya a ocurrir mañana, ni como esté de ánimo pero tengo la libertad de tener miles de opciones. No impotaran si son buenas o malas porque aceptarlas tal cual son permite apreciar su razón de ser y su enseñanza.

No se trata de ir a lo que venga en el día sino de aceptar todas las oportunidades en esa nube temerosa que algunos llaman incertidumbre. Este fin de semana leí un artículo interesante que entre lineas dejaba una mensaje bonito y esperanzador, lo que principalmente resonó en mis pensamientos y corazón fue acerca de todo lo que es posible cuando se acepta la incertidumbre, se los dejo aqui por si les interesa.

“… en el límite entre lo que sabemos y lo que no sabemos hay un lugar lleno de posibilidades”.  (Steven D’Souza y Diana Renner, Not knowing)

Ha costado absorber y aceptarla, las lecciones fueron duras y el aprendizaje ha sido valioso. Un año ha bastado para dejar de tener certeza de que un futuro planeado llegará y más bien han sido cientos de días para comprender que el camino se va formando con el tiempo. “Las situaciones de incertidumbre nos obligan a dar lo máximo de nosotros mismos, potencian nuestra creatividad y nos hacen crecer hasta dónde no sabíamos que podíamos llegar.” (Marta Grañó)

Después de aceptarla toca seguir avanzando. 😉

El artículo que me ayudó a comprender esto se titula Entre cisnes negros de Marta Grañó.

Cuando sea grande

Estándar

Siempre llegará un tiempo en el que hay que dar un paso al costado y seguir sin mirar atrás, porque para continuar hay que vaciar la mochila para cargarla con nuevas experiencias, nuevos conocimientos y nuevos deseos. Dolerá pero el alivio que sentirás será más grande que el dolor. 

Cuando sea grande era un proyecto que surgió del lado adolescente de mi corazón hace unos años, cuando estaba en una etapa de querer encontrar un camino que trascendiera más allá de sólo seguir una rutina diaria.

Estaba en el ultimo año de terminar mi licenciatura de negocios en diseño y comunicación, y para poder culminarlo exitosamente tenía que proponer un proyecto que fuera viable en mi ciudad y/o en otras. Un proyecto en el que pudiera poner en práctica todos los conocimientos nuevos que estaba adquiriendo. Es decir, tenía que ser innovador de alguna forma, estar relacionado con mi carrera base – comunicaciones -, generar ingresos, tener esencia y trascendencia conmigo, y sobre todo tener fundamentos teóricos que hicieran que realmente funcionara.

Me tomó tiempo encontrarlo y aún recuerdo esa noche que surgió la idea. Estuve todo el día pensando qué proyecto podía realizar, todas las ideas que me surgían realmente no tocaban mi corazón y por eso las descartaba rápidamente. Ya en la noche casi dándome por vencida vino a mí una idea de continuar con lo había iniciado hace muchos años sólo que con otro tono, me refería con seguir escribiendo en un blog pero para éste proyecto tenía que ser una temática que se dirigiera a otro público. Y para encontrar ese público pensé en mi misma en una época en la que necesité más apoyo del que no encontraba y el cual – en mi opinión – hubiera sido fundamental para guiar mi camino profesional.

Es así como pensé en este proyecto llamado cuando sea grandeel eje fundamental de él sería ser un espacio digital que brindara orientación digital vocacional a los jóvenes que no supieran que camino profesional seguir, ayudaría – de alguna forma – a los adolescentes a comprender la importancia de tener un proyecto de vida para hacer realidad sus sueños y también los mantendría al tanto de las novedades de las exigencias del campo laboral, del  mundo profesional y de las instituciones educativas. De algún modo, éste proyecto se convertía en “eso” que faltó en mi vida adolescente para encontrar mi camino correcto. Éste proyecto se convertía en algo muy cercano a mí y por eso tenía todas las intenciones de realizarlo y tenía todos los deseos de hacerlo llegar muy lejos para el alcance de muchas personas jóvenes. Pero la realidad, las circunstancias y quizá el crecimiento quebraron algo en mí que hicieron que lo abandonara por mucho tiempo y han hecho que tome una de las decisiones más difíciles para quien alguna vez tuvo un sueño con éste proyecto.

Hace unas semanas tomé la decisión de cerrar todas las esperanzas de continuarlo. He decidido que es tiempo de dejarlo sólo en ese escrito que me ayudó a obtener mi licenciatura. Es tiempo de dejarlo atrás como un deseo que tuve de poder hacerlo realidad. Pero que esas mismas situaciones que me llevan a cerrarlo me hacen comprender que todo en esta vida realmente tiene su tiempo y su lugar.

La decisión no fue fácil, pero es necesaria. De nada vale tener un “sueño” o “deseo” abandonado, no se lo merece. En mí quedan todas las intenciones que tuve de poder hacerlo realidad, pero las circunstancias me derrumbaron y aunque resistí todo éste tiempo, no es correcto querer guiar un sueño – relacionado con ayudar, de alguna forma, a otros – si  yo aún no encuentro la forma de guiarme.

El tiempo pasa y cambiamos constantemente y aunque los “sueños” permanecen si realmente son de corazón, a veces la circunstancias no son las adecuadas para realizarlos. Entonces toca decidir si esperamos por el tiempo adecuado – siendo conscientes de que quizá ya pasó – , o continuamos el camino con la esperanza de realizar otros, con la esperanza de que aprendimos la lección y con la esperanza de que estamos haciendo lo correcto.

Sé que muchos pensaran – si leen este post – y dónde está eso de luchar por los sueños. Pues, sólo les diré una frase del budismo o del Dai Lama – no recuerdo de quien es ésta frase – “todo momento es aquí y ahora”, y uno no puede seguir con un “deseo” o un “sueño” que no está aquí y ahora, y que quizá todavía no está o ya no está en sintonía con uno mismo.

Cuando sea grande siempre será parte de mí, y aunque no haya sido posible, queda la intención que tuve de corazón de querer hacer algo trascendental, sólo que en ésta ocasión pesaron más las circunstancias que se presentaron para seguir creciendo; sé en lo profundo de mi ser -aunque a veces no lo quiera escuchar – qué hacía algún lugar me estoy dirigiendo y estoy ansiosa de llegar aunque ello signifique liberar la mochila para seguir avanzando.

Hay que aprender a escuchar al corazón, a las oportunidades y al destino en el momento correcto para hacerlo algo que llegue a ser más que sólo un sueño. No quiero dejar mensajes aquí, sólo quiero despedir algo que surgió de una parte de mi ser y que de alguna manera exponía una parte débil de mí.

 

Adiós Cuando sea grande, acogiste todas mis necesidades, anhelos y esperanzas en el momento correcto para mostrarme que debo seguir descubriéndome.

 

cuando sea grande imagen 2.jpg

Diseño Narimi Yakabe, eternamente agradecida 🙂

 

 

 

 

Libro 5: Maestra del alma

Estándar

73708589-352-k684704A veces tengo unas ganas tremendas de escapar de este mundo, con poco éxito sólo logro escapar por segundos imaginando historias. 

Este libro habla sobre la posibilidad de poder escapar, no sólo porque lo deseemos sino porque lo necesitamos y porque sólo así podremos reconocer nuestro valor interior. A veces la vida no está aquí ni allá, sino en otro mundo. Maestra del alma es la historia de una chica que encontró el sentido de su vida huyendo de nuestro mundo, un mundo donde sí la necesitaban. Quizá al inicio es algo tediosa, pero necesaria para entender el contexto. El desenlace termina capturándote desando saber más de la historia de sus protagonistas.

Lee más del libro aquí.