Archivo de la categoría: Pensamientos

Momentos de de reflexión no dejan de faltar en mi vida, intentaré aprovecharlos…

Nuestro tesoro

Estándar

Pero qué pasaría si la iluminación llegara a nuestras vidas y nos diéramos cuenta, así, de golpe que nuestras 99 monedas son el cien por siento del tesoro, que no nos falta nada, que nadie se quedó con lo nuestro, que nadie tiene de más, redondo cien, que noventa y nueve, que esta es solo una trampa, una zanahoria puesta frente a nosotros para que seamos estúpidos, para que jalemos del carro cansados, malhumorados, infelices y resignados. Una trampa para que  dejemos de empujar y que siga igual… enternamente igual… Cuantas cosas cambiarían  si pudiésemos  disfrutar de nuestros tesoros tal como están.

–          Pero ojo, Damián, reconocer en 99 un tesoro no quiere decir abandonar los objetivos. No quiere decir conformarse con cualquier cosa.

Porque  aceptar es una cosa y resignarse es otra.

Pero eso es parte de otro cuento.

 

El circulo de los noventa y nueve.

Jorge Bucay en Recuentos para Demián.

 

Generalmente escribo algo que esté acorde a cómo me he sentido. Sin embargo hoy encontré un libro que leí hace mucho y en donde marqué mis frases favoritas o con las que me identifiqué. Esta es una de ellas, parte de un cuento de Jorge Bucay.

Encontrar nuestro tesoro, pero mucho más que solo encontrarlo, es valorarlo y hacer de él ese motor que a veces nos falta para seguir. En los día que vienen quiero seguir pensando que no me estoy resignando con lo que tengo ahora, sino simplemente he aceptado mi tesoro para continuar con el camino que he decidido seguir.

Todos necesitamos un aliento más, para extender nuestra fortaleza.

 

Perdí el rastro de la fecha en la que guardé este borrador para que algún día sea publicado. Lo debo haber revisado  muchas veces para ver si era el momento adecuado para publicarlo y  me habré preguntado si realmente interioricé el mensaje para ponerlo a la luz. Y como no quiero que sigan pasando esas veces, prefiero esta vez publicarlo así tal cual está.  Pero ojo, esas palabras fueron escrita ya hace varios años atrás, tienen más de cinco años, de eso sí estoy segura; espero que sirvan sin importan el transcurrir del tiempo.

 

 

Anuncios

Mi paz

Estándar

Tengo paz por ser tal cual soy aunque a veces crea que no termino de conocerme. Tengo paz por respetar mis creencias aunque me digan que algunas son malcriadeces. Tengo paz por respetar mis planes aunque a veces no funcionen como los planeo. Tengo paz porque aunque cometo errores, ya no los tomo como personales. Tengo paz porque aunque deseo y ambiciono por ser más, no deseo el mal a quien está a avanzando a su ritmo. Tengo paz porque sé que me estoy esforzando e intentando aunque parezca que no. Tengo paz porque no le debo nada a nadie, solo a mi madre, a mi familia y a Dios. Tengo paz porque comprendí que esta vida está para aprender, experimentar y sentir más que solo para ganar. Y tengo paz porque solté.

la paz

Desde: Mía Pineda

Estación de vida

Estándar

“Perdí un tren, pero gracias a eso descubrí una estación”

 

Me sorprende y llena de emoción cada vez que encuentro frases que capturan el sentir de mis días, pues plasman los que no me atrevo a pronunciar.

Hace tiempito atrás siento en ocasiones desconcierto por no saber donde estoy o a dónde voy. Este desconcierto suele ser engañoso pues me hace olvidar que estoy trabajando en algo, que estoy invirtiendo mi tiempo  y me hace olvidar que la vida no trata de solo tomar todos los trenes posibles sino (también) de disfrutar las estaciones que transitamos|habitamos|esperamos – tal cual la frase lo dice -.

A veces las palabras de otros nos ayudan a comprender los que estamos viviendo|sintiendo|experimentando. La vida es una pero hay millones de posibilidades 😉

 

estación de tren

Imagen en instagram @palabraspoeticas_frases

Agosto en palabras

Estándar

“Esta vida se va a ir rápido, no pelee con la gente, no critique tanto su cuerpo. No se queje tanto. No pierda el sueño por las cuentas. Busque la pareja que lo haga feliz.Si se equivoca, déjela y siga buscando su felicidad. Nunca deje ser buen padre. No se preocupe tanto en comprar lujos y comodidades para su casa, ni se mate dejándole herencia a su familia. Los bienes y patrimonios deben ser ganados por cada uno, no se dedique a acumular plata. Disfrute. Viaje. Disfrute de sus paseos, conozca nuevos lugares. Dese los gustos que merece. Permita tener a los perros más cerca. No se ponga a guardar las copas. Utilice la nueva vajilla, no economice su perfume favorito, úselo para pasear contigo mismo, gaste sus tenis favoritos, repita sus ropas favoritas ¿y qué? si no está mal, ¿por qué no ahora? ¿Por qué no orar en vez de esperar a orar antes de dormir? ¿Por qué no llamar ahora? ¿Por qué no perdonar ahora? Se espera mucho para la navidad, el viernes, un año más, cuando se tenga dinero, cuando el amor llegue, cuando todo sea perfecto. Mire, no existe el todo perfecto. Los seres humanos no pueden lograr esto porque simplemente no se hizo para completarlo aquí. Aquí es una oportunidad de aprendizaje. Así que tome esta prueba de vida y hágalo ahora. Ame más, perdone más, abrace más, viva más intensamente y deje el resto en las manos de Dios.”

Papa Francisco

~

Ayer empezó el mes de mi cumpleaños y confieso que por ahí sentí temor por saber que un año de mi vida ya se está terminando. Mientras reflexionaba cómo había llegado a esta nueva etapa de vida que estoy transitando, no dudé en pensar en todas las complicaciones que se han presentado en mis días desde hace ya muchos años. Estuve a punto de derrumbarme entre mis pensamientos negativos, pero de pronto empecé a recordar que cada experiencia que he tenido en los últimos 10 años de mi vida han sido maravillosas.

He conocido a gente grandiosa e inspiradoras con corazones transparentes y llenos de  sueños. He aprendido de todo, mis conocimientos se han nutrido porque los he trasladado a otros campos profesionales que no había planeado. He estado en lugares mágicos, simples y de camino que han llenado mi alma de recuerdos inolvidables. He aprendido a hacer más de lo que imaginaba y no me atrevía. He vencido muchos temores en los que me había encerrado yo solita. Y he crecido de corazón, de mente y de espíritu.

Estoy en cuenta regresiva para este año nuevo de vida, el enfoque ahora – tras la reflexión de ayer – estoy ganando un nuevo año de vida y no es que este perdiendo uno.

Estas palabras del Papa Francisco – las que guardé hace mucho – me recuerdan – lo que siempre olvido – que desde hoy y desde mucho antes se trata de vivir ahora y no de esperar por un  mejor momento para todo. Hoy no es mañana y mañana no será hoy.  😉

 

¡Bienvenido agosto ya no hay temor por tí!

 

tumblr_otzpcy7avp1thvdtyo1_1280

imagen de Frutillo

 

Pensamiento ocupado

Estándar

Hace ocho años escribí Libre… pensamiento ocupado.  Hoy sin saber qué escribir, llegué a ese post. Al leerlo y comprender su contenido, veo que mucho no ha cambiado en mi, solo el tiempo ha pasado. Hay extractos de ese texto que aún mantengo en mí a pesar del tiempo transcurrido, estos son muchos que aún reflejan mi sentir actual.

‘Recuerdo haber escrito mucho sobre terminar de dar el paso, que algún día me propuse. Confieso aun no lo he hecho, pero hace unas semanas me desprendí de algo que ya se había hecho parte de mi vida y mi rutina diaria…’ Hoy no me desprendo de un trabajo, hoy desde inicios de años me desprendí de las expectativas, de lo que podría venir en el futuro. Hoy solo me interese mi presente y lo que estoy haciendo con el. Pero confieso que aún no termino de dar ese paso que me propuse y que ahora desconozco.

‘Mi vida ahora y en estos días son un desconcierto total…’ y hoy también lo siguen siendo, aunque a veces me preocupen, prefiero seguir intentando muchas opciones.

‘Pienso en el viaje que quiero hacer, aunque a veces lo veo inalcanzable, quizás porque no sé como reaccione cuando ya este ahí… Temo que aquel lugar me enamore tanto que no quiera regresar sabiendo que aun tengo mucho por hacer aquí.’ Hoy también hay ese deseo y ese temor.

‘Pienso que estoy en la nada o ando perdida aunque realmente ni siquiera sé como estoy, son muchas cosas que se presentan. La familia, los amigos, los problemas, las indecisiones, las situaciones, cosas que quiero hacer, cosas que tengo que hacer, que deben ser lo correcto, animales, tranquilidad, paz, diversión, aprender, camino que seguir, el futuro que espera, mis sueños, mi madre, el pasado, el presente, falta de algo, el rencor, la nostalgia, el temor y mucho más que podría seguir mencionando en clave de lo que tengo en la cabeza.’ Hoy sigue siendo igual pero en otro nivel.

Cuando encontré este post no entendía por qué lo había titulado Libre pensamiento ocupado y hoy con todo lo que tengo en la cabeza calza perfectamente ese título de hace nueve años.

large
por ohelle.tumblr.com visto en @blue_shin03 

 

 

 

 

 

La música

Estándar

“La música contiene una memoria emotiva que nos transporta al pasado, que nos devuelve algo que experimentamos o sentimos tiempo atrás, que nos conecta con las fibras más íntimas de otra persona. Las melodía son recuerdos sentimentales (…)”

~ Ana Izquierdo Vásquez 

 

Solo la música puede sacarte de tus pensamientos o sumergirte más en ellos. 

 

 

 

Ausencia de bondad

Estándar

Un pequeño estrujon en el corazón es el que se siente cuando hay ausencia de bondad. Y va creciendo cuando se cae en cuenta de que es tarde para remediarlo, que es tarde para evitar hacer sentir ese dolor ajeno y que es tarde de hacer borrón y cuenta nueva. La culpa invade de adentro hacía fuera y el sentir de las miradas de amargura queman la piel más que el fuego a la leña. No hay remedio que hacer, sólo seguir con el veneno ya en las venas. 

~.~

“Perder la capacidad de ser bondadoso es no saber observar y reconocer las cosas buenas que pasan a nuestro alrededor. Es como pasar junto a una flor y no detenerse a oler su perfume.

El no tomar registro de los hechos bellos, saludables y bondadosos es no estar en sintonía con nuestra naturaleza. Como en tantas cuestiones de la vida, los otros (sean hombres, animales, flores y demás) son espejo de nuestra capacidad de ser buenos.

Hacer el bien guarda estricta relación con la empatía, la compasión y la inteligencia emocional. Bondad es, respectivamente, saber ponerse en los zapatos del otro; ser considerado y estar a disposición sin condición; poner en juego nuestros sentimientos más nobles (más allá de razón).” ~ Eduardo Chaktoura

 

15046829_102713563547348_4145264213738127360_n

 

 

(Mis) Principios para el 2018

Estándar

Estas letras llegan más tarde que nunca, el 2018 ya ha empezado y yo ni siquiera me despedí del 2017. Y la verdad es que no quería hacerlo, 2016 y 2017 han sido los años más difíciles de mis existencia. Quizá han habido otros años y no los recuerdo, pero a esta edad es cuando queremos encontrarle sentido a todo y si no es así, nos encontramos más perdidos que nunca y eso lastima, eso derrota. Y eso es lo que realmente ha pasado con estos dos últimos años pasados.

Con base a las lecciones aprendidas en los últimos 720 días, me digo firmemente que no tengo ni una sola expectativa en este nuevo año, ni esperanza de que será mejor que antes o que traerá sorpresas que me cambien la vida. Puesto que el trabajo para hacer que la situación sea diferente depende sólo y exclusivamente de nosotros, no de alguien más y mucho menos de un nuevo año. Esto de inicios es sólo un radar que nos recuerda que el tiempo seguirá pasando si no tomamos acción y ponemos manos a la obra.

Por esa razón y muchas otras, decreto que este 2018 será bueno o malo sólo bajo mi propia responsabilidad. Para ello debo ser fiel a las creencias que he ido tomando como principios y guías en mis días rutinarios:

  • Resiste porque eso te fortalecerá para enfrentar los días duros, las pruebas y la rutina de los días mientras encuentras el camino.
  • Sueña pero con los pies firmes en la tierra y sólo extiende las alas cuando hayas escuchado al corazón. 
  • Piensa en ti antes que nada. Viniste sólo y te irás sola. Sólo depende de ti ser feliz, no esperes que algo externo sea la base de tu felicidad.
  • Adáptate al cambio porque los planes rectos no existen (a no ser que tengas la vida comprada). La vida se  encargará de ponerte curvas.
  • Acepta los imprevistos y muéstrale tu mejor sonrisa para recordarle que no te darás por vencido.
  • Reconéctate con tu esencia aunque sea difícil. ¡Tiene que haber una forma!. Encuentra tu sentido.
  • Y no te des por vencido aunque a veces esa sea la salida más fácil y rápida de tomar. Cuando estés a punto de hacerlo piensa que debes seguir resistiendo ( y regresa al primer punto).

 

¡No dejes que 2018 sea como los otros años, marquemos una diferencia! aunque cueste, aunque canse, aunque sólo veamos gris en ocasiones.  😉 

a volar

¡A volar!

 

 

 

Invasión rutinaria

Estándar

Escapa, huye y corre todo lo que puedas cuando quieras alejarte de la rutina. Porque ella hará todo lo posible para capturarte, para destruir tus planes y para consumirte por dentro con el objetivo de dejarte sin aliento para ir por más.

Primero sentirás un quiebre en tus días, un quiebre inesperado, una duda de saber por qué te levantas todos los días, por qué sigues el mismo rumbo de ida y vuelta, una duda de saber por qué no puedes hacer más de lo que muchas veces te propones.

Luego vendrá un vacío que teñirá tus dias de grises sin importar que el sol se asome. Un vacío que quiere ser llenado de nuevas ilusiones pero el lugar y tiempo en el que te encuentras no lo permite. Un vacío que ayuda a no marcar rumbo, a no encontrar a quien seguir y que ayuda a sentir que la seguridad rutinaria puede ser más valiosa que teñir los dias de sueños y metas por alcanzar.

Tras ello sentirás las necesidad de escapar. Huir de dónde te encuentras. Querrás ir contra esa corriente que te ha estado arrastrando, que te ha estado engañando con su comodidad difusa. Sentirás la necesidad de abandonar el entorno inestable en el que te estabas sumergiendo.

En ocasiones te engatusará haciéndote creer que la recompensa podrá reemplazar aquello que hace falta en tus días. Intentará hacerte recapacitar de una supuesta mala decisión que podrías tomar. Pero para entonces tendrás que tener la firmeza con la que has detectado esa invasión de rutina que te está matando por dentro.

Para entonces tendrás que ser fuerte para dejarte llevar por el corazón y no por la razón. Sin embargo, nada de esto pasará si estás en el lugar y en el momento correcto haciendo lo que crees que vales y para lo que crees que estas hecho.

La Fonda, Tijuana, México. “Quiero más dias como ese”