No a escupir en la calle. Detesto cuando las personas escupen. Odio ver su saliva en el pavimento. Lo detesto con todas mis fuerzas. Siempre intento ver con mala cara a esas personas que lo hacen pero nunca se dan cuenta que lo esto haciendo.

No a tirar papeles, residuos o cualquier cosa que sea basura en la calle. Detesto a las personas que botan basura en la calle, o mientras caminan, o cuando lo hacen de forma disimulada por las ventanas del auto o colectivo.

No a las personas que no tienen personalidad para trabajar en atención al cliente. Detesto que traten mal al público. Deberían pensar que ese público suman el dinero para pueda recibir su sueldo. ¿Por qué no pueden ponerse en el lugar de la persona que está comprando o preguntando por información?

No a ser fan extrema. Siempre he dicho que no soy buena fan. Así que no soy fan de ningún artista, sino soy fan de las canciones en particular. Lo mismo me pasa con los deportistas, con los actores o con cualquier persona famosa.

No al calor. No me gusta para nada el calor, no me gusta el verano, pero si me gusta la ropa de verano. Quisiera que existiera un verano fresco en donde sea soportable ponerse ropa de verano y estar fresca todo el tiempo.

No a llamar la atención. Detesto cuando me quedan mirando y es muy obvio (claro que esto no pasa seguido porque soy de no llamar mucho la atención). He aprendido a ignorar estas actitudes, pero la mirada se siente y hasta a veces parece que pesara.

No a la mentira. Detesto cuando hay que usar la mentira para quedar mejor o bien. Lidiar con la conciencia no es nada fácil, así que no comprendo aún cómo es que eso de la mentira es posible.