Si al color verde. De eso me di cuenta cuando estaba trabajando en KFC. No sé porque fue en esa época, pero recuerdo haber dicho que había descubierto ese color, como mí color favorito. Desde entonces estoy bastante segura de eso. Obviamente, el gusto de un color cambia dependiendo la circunstancia para que sea usado. Si es para vestir, si es para mirar, si es para saborear o lo que sea. Pero si me preguntan ¿cuál es tu color favorito? Sin duda responderé que es el verde.

Si a encerrarme en una burbuja de música tranquila. No sé si ese tipo de música tiene que ser soul, blus, clásica o algo por el estilo. Pero me gusta sentirme apartada, solo yo con la música. Me gusta sentirme  en otro mundo mientras escribo.

Si al sonido y sentir que se produce mientras mis dedos están sobre el teclado. Me gusta el sonido que estos hacen buscando las letras.

Si a esa vocecita que sale de mi interior mientras escribo. Es como si fuera mi otro yo con la que estoy hablando y es ella quien me va diciendo qué y cómo escribir. Me encanta esa sensación.

Si a lavar la vajilla antes de cocinar, mientras cocino y después de comer. Hace poco o quizá desde antes, me di cuenta que no me disgusta lavar la vajilla.

Si a cocinar. Hace unos meses me he involucrado más en los quehaceres domésticos y me di cuenta que si me gusta cocinar. Me gusta que mi comida salga rica, pero confieso que no siempre es así.

Si a las canciones en otro idioma, por ahora inglés, portugués y japonés. Adoro escuchar música en inglés. Empecé con esto cuando estuve aprendiendo el idioma, pero desde entonces me quede con ese gusto. Mi hermana dice que escucho música melancólica, pero la verdad es que me gusta escuchar música tranquila acompañada con tonos suaves. Aunque ahora último se le sumo a esto la música electrónica y deephouse, o alguna mescla con algún estilo así.

Si a los animes. No soy tan fanática pero me encantan porque cada historia guarda un mensaje de amistad, amor o familia; también de hacer realidad los sueños y de no darnos por vencidos. Me gusta saber que los autores se esmeran por encontrar una historia que envuelva esos aspectos. Mis favoritos son o fueron: Naruto, Mangaka, Bleach, Escaflowne, Fruit Basket, Death Note. Hubo unos cortos y películas de anime japonés pero no recuerdo sus nombres, también con un mensaje en trasfondo.

Si a las pistas/autopistas largas. Me cautiva mirarla, no importa si son rieles de tren, pistas rectas o carreteras (creo que son lo mismo). Me gusta esa vista en la que se puede observar que esos caminos no tienen fin o que son como un puntito en el que se van perdiendo a la distancia. Me gustan porque creo que son como las huellas que todo camino marca, y que siempre habrá un destino al cual llegar.

Si a hacer cosas nuevas. Me gusta aprender algo nuevo siempre, no importa lo que sea  idioma, experiencia, rutina, empleo, forma de ver la vida, etc, etc, etc.

Si a la jardinería. Me desconecta de este mundo estar con las plantas, estar con ellas y cuidándolas. Siento que me sumerjo en otro ambiente en donde solo están las plantas y yo. Es como si ellas me agradecieran que las cuidara. Lo malo es que también me apeno por las otras hierbas que debo cortar.

Si a tejer. Me relaja tejer. Antes solo hacía un determinado punto, pero el invierno pasado probé hacer distintos puntos. Me gusta hacer chalinas/bufandas. Así que creo que si podría hacerlas para distintas personas en distintas ocasiones. El tiempo más corto que me ha tomado hacer una chalina fue una noche y una mañana.

Si a crear e imaginar historias. Generalmente lo hago con las personas que me gustaría conocer. Pueden ser conocidos del día, alguien que quizá vi por la calle y me llamo la atención, personas que admiro, alguien importante o hasta personas a las que no me atrevería hablarles. El problema es que todo queda en mi mente, porque cuando quiero pasarlas a las letras pierden la magia.

Si a ver las estrellas en una noche de cielo despejado de nubes. Y si está la luna también, no me importa si esta en alguna etapa de cuarte creciente o menguante, me gusta verla. Siento que ella me puede ver y cuando la veo hay una conexión especial entre ambas. Me encanta verlas como brillan tanto las estrellas como la luna. Me gusta ver que hay estrellas más grandes y pequeñas y que cada una tiene un brillo particular.

Si a ver el cielo de día o noche. Me alivia poder verlo, no me importa si está despejado o no. Me encanta ver como las nubes van corriendo o caminando por el cielo, y si tienen alguna forma en especial me cautivan más. Recuerdo que de chica siempre me las ingeniaba para ver figuras o formas o hasta siluetas de animales en las nubes. Para ese entonces, creía que el cielo era otro mar y de ves en cuando podía ver sus olas.

Si a los atardeceres. Amo ver como el cielo va cambiando de color. Me cautiva ver como el sol se va  poniendo rojo y cómo va pintando las nubes de rojo y anaranjado como si las quemara para no dejarlas solas. Me encanta ese tránsito del atardecer a la noche. No importa si es desde el mar como de alguna montaña o ciudad.

Si a mi silencio. Me agrada quedarme por algún momento en silencio y solo ser observadora de como todo ocurre, de cómo la rutina se desarrolla.

Si a bailar. En el último año me he dado cuenta que si me gusta bailar, aunque creo que siempre me ha gustado bailar. Pero sola, creo que lo disfruto más. Obviamente bailo cuando voy a alguna fiesta, pero la sensación es diferente. Pero bueno igual me gusta, siento que bailando me libero y suelto pesares.

Si al invierno. Me gusta el invierno de alguna manera sin importar su frio. Me gusta sentir la bufanda en mi cuello,  sentirme abrigada y esa sensación de frio que a veces invade el cuerpo.

Si a los helados. Me encantan, y no tengo problemas en comerlos en verano o invierno o en cualquier estación del año. Mis sabores favoritos son, durazno, mango, kiwi, naranja, coco, menta y lúcuma. (Quizá algunos se me estén pasando).

Si a las aves. Me gusta verlas volar y  cuando bajan a tierra por un momento. Me pregunto cómo verán todo desde arriba.

Si a las notitas y frases. Me gusta pegar en la pared notitas con frases motivadoras, o pendientes que tengo que hacer. Me gusta recordarme que actitud debo tener o algo que siempre debo tener presente.