Archivo de la etiqueta: 2016

2016+2017= ¿?

Estándar

#2016 no fue un buen año para mí, y no tengo expectativas del #2017. Sin embargo, sólo puedo decir  que estoy preparada para lo que se venga. Me pararé firme, pondré el pecho y resistiré.

Que pena que lo malo a veces opaque lo bueno, así que rescatando de entre los escombros debo aceptar que el #2016 fue para…

Aprender a ser paciente, nada se construye de la noche a la mañana.

Resistir las penas, las pruebas, y los enojos.

Tener los pies en la tierra y ser consciente de quien realmente soy.

Saber que bajar a lo más profundo es aceptar y reconocer ese lado que me empeño en ocultar.

Reconocer que a veces los deseos se hacen realidad y que olvido agradecer.

Aceptar las imperfecciones de alguien más.

Acoger mi fragilidad, porque no siempre puedo ser fuerte. 

Y sobre todo para seguir aceptando la vida que se me ha entregado, con lo perfecto para disfrutar y con las imperfecciones para recibir lecciones. 


No sé que te traigas entre manos #2017, pero sólo recuerda que estoy aquí para aceptarte, resistirte y experimentarte.

@christmastime92

@christmastime92

Anuncios

Love is Christmas

Vídeo

Love is who we are, and no season can contain it
Love would never fall for that ~ Sara Bareilles

A pesar de los desafíos me apena que el 2016 vaya terminando, quizá no hay grandes recuerdos que guardar pero si fortaleza ganada.

Diciembre mes de los regalos en el 2016

Estándar

Y continuando con la tradición de los últimos años (2013, 2014, 2015) aquí mi escrito del mes de diciembre – algo retrasado -…

imagen from: blurredgrammar.tumblr.com

Diciembre, el mes de los regalos, ya comenzó. Y conforme han ido pasando los años en mi vida, mis expectativas de los regalos han ido bajando, tanto que diría que van quedando nulas. Si me preguntan el por qué, quizá respondería por la adultéz, pero no creo que sea una respuesta válida, imagino que hay muchos adultos que esperan muchos regalos a igual que los niños, quizá no son lo mismos pero son igual de significativos. Pero en mi caso, no pasa nada. No me enojaré si no recibo regalos, o si recibo alguno que no esperaba.

Mis expectativas de esperar algo – en diciembre – están cada vez más nulas que antes. Quizá deje de soñar, quizá deje de tener metas, quizá ya deje mi mundo de ilusiones y fantasías, quizá me estoy convirtiendo en una adulta aburrida – aunque creo que ya lo soy – , quizá perdí mi niña interior, quizá me enojé tanto con la vida que ya no quiero nada, quizá deseo todo y si no tengo nada ya no quiero nada, quizá olvidé qué quería realmente, quizá ya no quiero regalos o quizá mi concepto de regalos ahora es más complejo que no cabe en esa denominación.

Están pasando muchas cosas internas que exteriorizarlas tomaría mucho tiempo, así que de ahora en adelante intentaré sacarlas en pedacitos para que ya no pesen en mi interior.

Diciembre ya comenzó, no quiero ningún regalo porque no sé que pedir, pero ello no hará que me olvide de dar regalos a mi familia para no acabar con la ilusión de este mes. A igual que el año anterior diciembre no me encontró con los mejores ánimos pero lucharé para no dejar de participar de las tradiciones familiares.

Estos días necesito más que nunca recordar que diciembre significa ante todo agradecimiento sin importar qué tanto o nada se recibe. Y como dije el año pasado diciembre es para…

ver lo bueno en lo malo

levantar la mirada y ver más allá de lo que queremos ver

transformar las penas en alegrías

aceptar los cambios y las lecciones

valorar las experiencias vividas y momentos compartidos

sonreír a las oportunidades y dificultades

sentir el amor en los detalles y  

entregar lo que más necesitamos

Las fiestas podrán ablandar hasta un corazón que se ha ido endureciendo/resguardando con el tiempo. Las fiestas lo ablandarán para encontrar que regalo recibir… 😉

No more DRAMA

Imagen

Lidiar con las dificultades ya es un DRAMA, pero si es realmente una elección pues entonces el mundo no acaba ahí, aún hay más por venir. Bueno o malo pero algo tendrá que venir para hacer contraste y rescatar las lecciones de temporadas pasadas. Ese realmente es el consuelo de seguir, siempre algo nuevo vendrá o harás llegar.

¡Buena semana! 😉

From: Unstuck Advice

From: Unstuck Advice

Antes de los 30s

Estándar
Imagen desde Gizmodo

Imagen desde Gizmodo

No es que esté tan pendiente del tiempo – aunque creo que sí – pero dado que estoy a menos de un año para la fase tres veo conveniente considerar estos cambios para no arrepentirme después.  Aunque ciertamente admito y reconozco que todos somos únicos y la evolución de cada uno es particular. Sin embargo, las recomendaciones siempre son bienvenidas para mejorar un poquito como persona.

Aquí la lista para aliviar presiones, aligerar la maleta y seguir caminando feliz 😀

1. Cada vez que tengas una opinión demasiado apasionada sobre un tema, revísala.  En proceso, la experiencia laboral está contribuyendo en eso.

2. Disfruta tu soledad. ¡Hecho! y a sido lo mejor conocerme y reconocerme como soy.

3. Ve más documentales. Quiero, pero ando alejada de la TV.

4. Y sí, lees más. En proceso, necesito libros recomendados 😛

5. Quéjate menos. En proceso y aceptando la vida tal cual es.

6. Sonríe más. Lo estoy intentando.

7. Adopta una mascota. ¡Hecho! ya tengo muchas y mucho amor incondicional.

8. Aprende de todas las experiencias, no importa que tan buenas o malas sean. ¡Lecciones aprendidas y reconocidas!

9. Acepta el hecho de que la vida es incomoda e injusta. Ya la acepté tal cual me ha tocado vivir, es incomoda e injusta pero por una razón, ya sea fortalecernos, ablandarnos o crecer.

Mírala la lista completa en “27 pequeños cambios que debes hacer antes de los 35 y agradecerás en los 50”

Resistir

Estándar

Hay momentos en donde no hay lugar a dónde ir, no hay escape ni escondite y no se puede desaparecer.

Sólo queda afrontar, poner el pecho y resistir… 

 

El año va terminando y mis reflexiones de cierre del 2016 van llegando. Hay lecciones que rescatar, pero no creo haber aprendido de todas, me falta mucho aún y eso es alarmante porque da pie a otras lecciones mucho más fuertes. Pero quizá lo más valioso de este tiempo ha sido resistir. 

Resistir a la esperanza que a veces duele.

Resistir a las expectativas que no tienen fundamentos.

Resistir a sueños, deseos e ilusiones que no serán realidad. 

Resistir a la incertidumbre que guía un camino desconocido. 

Resistir a desprenderse de todo para aligerarse.

 

Y, a pesar de todas las resistencias propias e impuestas, todas ellas han fortalecido o endurecido el caparazón. Y quizá de eso trataban todas las lecciones, de resistir para fortalecer, a pesar que ello me haya hecho fuertemente frágil.

Resistir trata de aceptación, de despertar, de afrontar, de soltar y de permanecer.

 

picture: @gurlfromtumblr

picture: @gurlfromtumblr

 

Confesión #16: Ingrata

Estándar

Soy de pocas personas cercanas a mí o yo de ellas. Mis amistades y conocidos van y vienen como las novedades de la tecnología, algunos duran poco otros mucho. Pero ello no hace que tenga amigos de corazón, los cuales son realmente poquísimos.

Esta confesión se titula ingrata, porque siento que es así como soy o como la situación hace que sea. Quizá no sé conservar a conocidos porque siento que ya tengo amigos que comprenden lo complicado de mis pensamientos y de mis días. O quizá yo no me sé conservar cerca de ellos.

Recuerdo que en épocas escolares era totalmente considerada con las amistades, quizá hasta los quería más que a la familia, pero con el tiempo comprendí que los que realmente están ahí para siempre es la propia familia, son ellos los que en verdad nos conocen y reconocen.

Soy ingrata haciendo nuevos amigos, soy ingrata manteniendo algunas amistades, soy ingrata conectando con gente nueva, soy ingrata intentando recuperar amistades, soy ingrata con algunas personas y soy ingrata muchas veces porque no tengo otra salida o porque hay otros asuntos ocupan más.

Quizá con esta confesión no sume más amigos, pero como un día me dije, no quiero personas que me sumen en número, quiero personas que me ayuden a ver entre líneas, que me ayuden a reconocer eso que me cuesta o a lo que estoy ausente.