Archivo de la etiqueta: Amor

Confesión #18: Por amor a ti he aprendido del amor

Estándar

Creo, aún no haber estado enamorada realmente, pero creo que ya sé de que trata el amor. No se necesita tener una media naranja para saberlo, porque todos los días recibimos acto de amor y aprendemos a crear otro para darlo de alguna manera.

Siempre lo digo, y lo reafirmo ahora,  no sé nada del amor. Pero por amor a ti, haría lo posible y lo imposible para hacerte feliz. Soñaría despierta y dormida para poder construirte un lugarsito en dónde nadie pueda dañarte. Por amor a ti, dejaría mis gustos y disgustos para que hagas lo que más quieras. Viajaría en el tiempo para borrar esas marcas que aún lastiman el alma. Por amor a ti, desearía ser otra persona para evitar lastimarte. Y soportaría la rutina por saber que ese rumbo nos dirige a esa tranquilidad que buscamos.

Por amor a ti, he aprendido del amor con cada acto de protección, de cuidado, de ejemplo, de esfuerzo, de fortaleza, de resistencia, de trabajo arduo, de lucha constante, de ingenio y de ilusiones que me has entregado y demostrado. 

Creo ya saber de que trata el amor, y temo que será complicado un encuentro con otro ser que brinde actos de amor como tu lo haces y que genere en mi esta sensación de entregarme completamente. Porque el amor de madre siempre sera incomparable.

Por amor a ti he aprendido del amor, y me has demostrado que no necesito de una media naranja para sentirlo.

17629863_10154371824211828_2302743965996734735_n

 

Amor

Estándar
imagen: lilly rey

imagen: lilly rey

No sé nada del amor, pero para mí la vida se resume en estas cuatro letras:

 

Amigos de corazón

Momentos en familia

Ofrecer sin esperar

Resistir el dolor

 

Amigos de corazón no pasan en número si los contamos con una mano.

Momentos en familia son los que más nos reconfortan.

Ofrecer sin esperar es lo que debería llenarnos el corazón (y los bolsillos también).

Resistir el dolor, porque la vida no es sólo color de rosa.

 

Decirnos adiós

Estándar

 

Ya no quiero llorar más, mejor será decirnos adiós. Aunque duela, aunque lastime, aunque tome tiempo olvidar o aunque nos resistamos. Es mejor decirnos adiós, porque voy comprendiendo que la mejor forma de querer a alguien es desprendiéndose de ella. Es mejor no cargar con recuerdos que solo te llevan al pasado y no permiten ver el futuro, aunque incierto pero lleno de libertad para recibir lo que traiga consigo.

Ya no quiero llorar más. No quiero que mis ojos lleven más recuerdos de alguien, quiero que estén libres para visionar sueños propios y no ajenos.

Mejor será decirnos adiós. Porque justo ahora ninguno está para el otro, sin importar que lo quiera o no. Ya no nos tenemos. Nos hemos dejado libres. O la vida nos ha liberado. Hay que aceptarlo aunque nos rehusemos, aunque yo lo haga.

Ya no quiero llorar más, mejor será decirnos adiós.

Es mejor decir

A D I Ó S.

 

No pude resistirme a escribir en respuesta a una búsqueda dentro del blog con estas palabras “ya no quiero llorar más, mejor será decirnos adiós”  😛

 

decir adios

Querido Padre (3)

Estándar
Madres, ellas siempre están buscando lo mejor para nosotros.

Madres, ellas siempre están buscando lo mejor para nosotros.

Llevo tiempo sin escribirte, pero no sin dirigirme a ti. Sin embargo, hoy quiero hacerte llegar estas palabras escritas hasta dónde sea que estés, aquí o allá. No importa hacía dónde se dirijan, ni cómo lleguen hacía ti; solo quiero que comprendas mi intensión en lo profundo de estas palabras.

Querido Padre hoy y siempre quiero pedirte

que me llenes de amor para compartirlo con mi madre

que me hagas fuerte para fortalecerla

que pueda ver tu esperanza para mostrarle la luz del final del camino

que ilumines mis días para hacer brillar los días de ella.

Querido Padre hoy y siempre quiero pedirte

que hagas de mí una mejor hija para acompañarla cada día que está por venir, sin importar que sean días de alegría o tristeza

que me hagas más valiente para protegerla de aquellos que quieran opacar su luz.

Querido Padre hoy y siempre quiero pedirte por ella. Hoy te pido por mí para hacerle llegar mi amor; porque lo más valioso que siempre he tenido y tengo es ella. Y quiero ser yo, también, quien pueda fortalecerla, darle esperanza, iluminarla, acompañarla y protegerla.

Querido Padre hoy y siempre te agradeceré por hacer que ella sea mi madre; gracias por darle un año más de vida y gracias por los otros que están por venir. Tu sabes que aún hay mucho por compartir juntas.

Este 17 de enero fue el cumpleaños de mi mamá. No pude darle un “gran” regalo, y tenía mucho tiempo sin dedicarle unas palabras. Así que hoy me nacieron estas que muestran que nunca olvidaré que todo lo que haga/pida/desee siempre será por ella.

No es la primera vez que le escribo a él.

Querido Padre (1)

Querido Padre (2)

De vuelta en casa

Estándar
Cieneguilla

Cieneguilla

Hace diez días que regresé a casa. ¡Sí! Realmente estoy en casa, en ese lugar que siempre se lleva en el corazón y que te recibe con una sonrisa en cada retorno. Ese rinconcito que guarda recuerdos para toda la vida año tras año. Ese espacio que se hace cada vez grande cuando la familia está completa sin importar el número de integrantes. Ese territorio que es solo tuyo, porque lo conoces bien y él te conoce a ti porque te ha visto crecer. Esa área infinita de tesoros que son valiosos sólo para aquellos que pueden mirarlos con el corazón. ¡He regresado a casa y no puedo estar más contenta que nunca!

Los días han volado, y siento que ya pasé un mes en casa, pero sólo han sido días. Y entre todo lo que quería hacer al llegar; he disfrutado más poder sentir ese ambiente familiar que siempre se extraña. He dedicado parte de mi tiempo a la jardinería que era algo que necesitaba. He logrado que mis mascotas vuelvan a conocerme. Y he aceptado con disfrute despertar con un silencio que sólo se escucha en el campo.

Creo que he hecho más cosas en estos días de los que pude haber hecho antes. Y aunque el año ya empezó con todo, y quizá muchos ya iniciaron sus rutinas diarias, o  están de vacaciones; yo estoy con muchos quehaceres que había dejado pendientes antes de irme. Así que ahora me toca poner manos a la obra y seguir o empezar con todo.

Confieso que tanto he extrañado estar en casa que ahora no quiero salir 😛 quizá muchos no me entiendan pero es como querer estar en esos lugares en donde realmente te sientes cómodo.

Recuerdos

Estándar

imagen: Amanda Cass

 

Te recordaré hasta que sonría al hacerlo…

porque los recuerdos duelen

duelen al inicio porque quisieras volver a vivir eso momentos que extrañas,

pero sabes que es imposible, el tiempo no vuelve, ni esos momentos lo harán; y eso duele.

Tomará tiempo para que ya no duelan,

pero cuando ese tiempo pase, los recuerdos serán acompañados con una sonrisa,

una sonrisa de alegría por haber vivido esos momentos.

Me tomará tiempo, pero te recordaré hasta que sonría al hacerlo.

 

 

Palabras… de esas tantas que nacen en el desvelo; buscando respuestas, buscando sentido, buscando consuelo. (04/12/2015 ~ 2:17 a.m.)

Paz

Estándar

“La paz no se encuentra tomando lados, sino integrándolos. La paz no se encuentra separando las partes, sino uniéndolas. La paz no se encuentra en el futuro, sino en el presente. La paz no se encuentra luchando, sino aceptando. La paz no se encuentra en la confrontación, sino en la comunión. La paz no se encuentra en el egoísmo, sino en la generosidad. La paz no se encuentra a través del temor, sino del amor” ~ Leandro Taub

 

Llegó Navidad, y aunque haya distinción en la celebración y creencias, lo primordial es rescatar los deseos y sentimientos que invaden estos días. Me encontré con esta reflexión de la paz, y creo que es perfecta para esta ocasión.

¡Felices fiestas! que sean días de compartir y estar presentes con los que queremos y con quienes nos necesitan. 😀

 

 

Un primer año

Estándar
Una de esas miradas que quisieras recibir siempre.

Una de esas miradas que quisieras recibir siempre.

Hoy mi tercer sobrino cumple un año de edad, y aunque el cumpleaños sea de él y quien cumpla ese año también es él. Comparto este evento porque sin querer y sin esperarlo yo he estado presente en este primer año de vida de mi pequeño sobrino.

Este 2015 me ha traído muchas experiencias que voy rescatando en estos últimos días. Y al recopilarlas o mencionarlas comprendo que he aprendido mucho de ellas, y esta es una; en la que me toco ser tía por tercera vez desde el día cero hasta este primer año (y los otros que se vengan también).

No es que no haya estado presente con mis otros sobrinos, pero esta vez ha sido diferente. Porque lo he visto crecer cada día de muy cerca desde que nació, he cuidado de él, y siento que he aprendido un poco más de la maternidad.

Y aunque sus primeros días fueron temerosos para mí, verlo ya seguro de caminar, de comer, de sonreír y de jugar. Ya ahora solo siento satisfacción de poder haber estado junto a él todo este primer año. Agradecerle ahora por darme esa experiencia no tendría mucho sentido, porque no me entendería. Pero le agradezco a mi hermana por darme un tercer sobrino, y por enseñarme un poquito o quizá mucho a ser madre y ser tía.

Dicen que siempre hay una primera vez para todo, y esta vez me tocó a mí. 😛

¡Feliz primer cumpleaños Facu! No sabes todo lo que me has enseñado en este corto tiempo.

What time do you call this?

Estándar

“Stay at least for now with me
Drink and dance and row with me
Tell me when I go too far
Stay precisely where you are” ~ Elbow

Se acerca navidad y esta canción, aunque no sea navideña, me enciende el espíritu en estos días. Quizá sea el ritmo, los coros, la letra, la voz o quien sabe qué, pero para mí esta es mi canción de navidad para este 2015. 😉

Y como soy mala buscando nuevos artistas o canciones que me lleguen al corazón, les cuento que llegué a esta por la película Man Up, que no está para nada mal. Es graciosa, inesperada y como bien lo expone la portada es de romance.