Archivo de la etiqueta: aprendizaje

El desencuentro

Estándar
tal vez

Vía: Mía Pineda

¿Cuánto tiempo llevamos buscando ser alguien? desde niños crecemos con la idea de que cuando seamos grandes seremos la persona que hemos estado visionando. Pero, ¿eso es real? ¿realmente sabemos quienes seremos en el futuro? ¿realmente podemos marcar un camino que nos lleve a ser esas personas? ¿es posible ir recto cuando el camino está lleno de curvas?

Yo ya me canse de buscarme o de ser ese alguien que algún día pensé. De lo único que estoy segura es que cada día dejo de ser la misma, cada día algo en mi cambia, algo se desilusiona, cada día encuentro esperanza y también la pierdo. Cada día la rabia me invade para luego intentar buscar paz. Cada día las circunstancias me lastiman y me fortalecen. Cada día asumo responsabilidad y también quiero perderla para salir huyendo. Cada día me armo de valor para asumir las situaciones que tocan vivir y también me rindo cuando ya no puedo más. Cada día es una lucha constante, cada día es una prueba para poner en práctica las lecciones y de esos resultados termino siendo realmente yo. Pero no puedo ser una para siempre, cada día soy alguien con un poquito más de lo aprendido y también cada día dejo de ser quien era antes con los errores asumidos.

Tal vez el desencuentro sea el viaje más largo, el cual puede llevar toda la vida porque muchas veces se inicia demasiado tarde. 

Estado del viaje: iniciando 

 

Libro 3: La esperanza del Tibet

Estándar

la-esp1Hay tiempos en los que se pierde la esperanza y no sabes donde encontrarla. Hay días buenos y malos, o quizá más malos que buenos. Y a veces, o casi siempre, un libro puede aliviar ese desconcierto que invade los pensamientos.

La esperanza del Tibet es un libro que poco a poco te captura con una historia que crees que no puede tener sentido para ti. Pero cuando empiezas a formar parte de ella, no querrás dejarla hasta ayudar a encontrar esa esperanza que con las circunstancias podría irse perdiendo.

Y con el pasar de las páginas irás comprendiendo que aunque no esperes por esperanza alguna, siempre habrá señal que hay un rumbo que te dirige hacía ella.

Una historia que hubieras querido leer de niño para ser más fuerte y valorar tu historia.

Más info del libro aquí.

2016+2017= ¿?

Estándar

#2016 no fue un buen año para mí, y no tengo expectativas del #2017. Sin embargo, sólo puedo decir  que estoy preparada para lo que se venga. Me pararé firme, pondré el pecho y resistiré.

Que pena que lo malo a veces opaque lo bueno, así que rescatando de entre los escombros debo aceptar que el #2016 fue para…

Aprender a ser paciente, nada se construye de la noche a la mañana.

Resistir las penas, las pruebas, y los enojos.

Tener los pies en la tierra y ser consciente de quien realmente soy.

Saber que bajar a lo más profundo es aceptar y reconocer ese lado que me empeño en ocultar.

Reconocer que a veces los deseos se hacen realidad y que olvido agradecer.

Aceptar las imperfecciones de alguien más.

Acoger mi fragilidad, porque no siempre puedo ser fuerte. 

Y sobre todo para seguir aceptando la vida que se me ha entregado, con lo perfecto para disfrutar y con las imperfecciones para recibir lecciones. 


No sé que te traigas entre manos #2017, pero sólo recuerda que estoy aquí para aceptarte, resistirte y experimentarte.

@christmastime92

@christmastime92

No more DRAMA

Imagen

Lidiar con las dificultades ya es un DRAMA, pero si es realmente una elección pues entonces el mundo no acaba ahí, aún hay más por venir. Bueno o malo pero algo tendrá que venir para hacer contraste y rescatar las lecciones de temporadas pasadas. Ese realmente es el consuelo de seguir, siempre algo nuevo vendrá o harás llegar.

¡Buena semana! 😉

From: Unstuck Advice

From: Unstuck Advice

Resistir

Estándar

Hay momentos en donde no hay lugar a dónde ir, no hay escape ni escondite y no se puede desaparecer.

Sólo queda afrontar, poner el pecho y resistir… 

 

El año va terminando y mis reflexiones de cierre del 2016 van llegando. Hay lecciones que rescatar, pero no creo haber aprendido de todas, me falta mucho aún y eso es alarmante porque da pie a otras lecciones mucho más fuertes. Pero quizá lo más valioso de este tiempo ha sido resistir. 

Resistir a la esperanza que a veces duele.

Resistir a las expectativas que no tienen fundamentos.

Resistir a sueños, deseos e ilusiones que no serán realidad. 

Resistir a la incertidumbre que guía un camino desconocido. 

Resistir a desprenderse de todo para aligerarse.

 

Y, a pesar de todas las resistencias propias e impuestas, todas ellas han fortalecido o endurecido el caparazón. Y quizá de eso trataban todas las lecciones, de resistir para fortalecer, a pesar que ello me haya hecho fuertemente frágil.

Resistir trata de aceptación, de despertar, de afrontar, de soltar y de permanecer.

 

picture: @gurlfromtumblr

picture: @gurlfromtumblr

 

Finales

Estándar

 

Hay un final que ha llegado y un inicio que está por darse, no tengo idea de qué se trate pero lo presiento.

Ha sido uno de los finales más largos que he tenido y el que más me ha costado. Pero ha valido la pena cada reflexión, cada análisis, cada asimilación, cada momento de nostalgia y cada momento de soledad.

Porque he comprendido que los finales no llegan sólo por decisión propia o ajena, sino que llegan por sorpresas, por oportunidades, por nuevos encuentros o reencuentros, por crecimiento y por aprendizajes.

Lo que aún estoy por descubrir es si los finales son para siempre o son sólo capítulos que van dando sentido a los que vienen después.

Lo averiguaré con el tiempo…

pero desde ya  es mejor aceptar que la vida está llena de distintos capítulos.

 

 

Mejor ver lo que nos sobra

Estándar

https://lh5.googleusercontent.com“(…) La vida no hay que ganarla, porque ya lo hicimos al nacer. Ya estamos ahí. Con mejores o peores condiciones, pero estamos ahí. La vida, entonces, hay que merecerla. Hay que aprender a tener una vida buena, más que echar en falta una buena vida.

Que en la vida nos puedan faltar cosas es una perspectiva, incluso motivadora para ­alcanzar nuestros propósitos. No lo tengo aún, pero lo quiero. (…) PERO No obstante, de lo que aquí se trata es de aquellas creencias que, como sentencias, sostienen el concepto y la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Las personas  dan cuenta que viven en la falta…ignoran la trampa: aprenden a vivir en la falta y no en el deseo de lo que tienen (…) Cuando la atención la ponemos en las carencias, no hay más que una comparación tramposa. Miramos al que más tiene y no al que menos. En la comparativa social preferimos parecernos a los más opulentos. Y eso nos mete de lleno en la necesidad. No se nos ocurre, por ejemplo, gozar del privilegio de abrir un grifo y disponer de agua caliente, aspecto del que carecen millones de personas del planeta (…)

El tener y el no tener están en realidad en nuestra mente. Dependen exclusivamente de la dialéctica mental, de los discursos o debates que tenemos con nosotros mismos. Hay algunas cosas que ya sabemos. Hay gente privada de muchas cosas y no por ello pierde la alegría de vivir. En el otro extremo, aquellos que más tienen no serán más felices por tener aún más. Al final, todo es una cuestión de actitud. Por eso hay que estar alerta de nuestros diálogos internos, de lo que nos decimos en nuestras dialécticas mentales, por la sencilla razón de que están construyendo nuestra realidad.”

Extracto de: “Ver lo que sobra y no lo que falta” ~ Xavier Guix

 

 

Desafíos

Estándar

Lo cierto es que a medida  que reconocemos fortalezas y debilidades propias frente ante cada obstáculo, vamos proyectando posibles maneras de encararlo y progresivamente nos convertimos en maestros y alumnos de nosotros mismos.

Nunca sabríamos de lo que somos y tenemos  si no hubiéramos pasado por el desafío cotidiano de resolver las dificultades que la vida nos impone a cada rato.

~ Hilda Cañeque

 

La vida está llena de desafíos, y sólo queda resistir.   No se vale darse por rendido, porque ello sería rendirse ante uno mismo. En momentos como estos, nos toca demostrar la fortaleza y resiliencia aprendida durante años anteriores. Porque al perecer los niveles de dificultades irán aumentando, así que este es un nivel más para hacer crecer la fortaleza, para aprender a resistir con esperanza y no darse por vencido.