Adiós Rómulo

romu7

Rómulo era un gato agradecido por la segunda oportunidad que se le dió, engreído porque era el líder del grupo y juguetón porque siempre conservó su lado cachorro.

En un atardecer lo encontré junto a su hermano en un caja de zapatos, estaba atada y sin nigún agujero para respirar, claramente la intención era que no ingresara aire. Yo regresaba a casa junto a mi padre, cuando aun se veían los últimos rayos de sol y las luces del alumbrado público iban a encender.  Recuerdo que no tomé atención a la caja cuando pasé cerca de ella, pensé que era basura, pero de pronto se movió y me asusté. Mi padre dijo que no me acercara porque podría ser una culebra, la zona en donde vivimos es bastante rural así que no sería nada extraño encontrarse con algún animal de esa especie. Tenía alguna intuición de que no se trataba de una serpiente, así que tome un palo y moví la caja. Me llamó mucho la atención que estuviera atada, eso me dió más curiosidad por saber que había adentro. Cuando estuve segura que no era nada peligroso, me acerqué y la tome, la moví un poco y cuando intenté abrirla escuche los maullidos, al sentirlos desaté con mas prisa la tira que la ataba. Entonces, al abrirla con confianza, los encontré: dos gatitos pequeños, muy anaranjados, me miraron y maullaron como si pidieran ayuda y estuvieran asustados. Miré a mi padre como quien pide permiso para llevarlos a casa y el asentó a mi pedido.

Y fue así como Rómulo llegó a la casa, eso fue en el 2011 si no me equivoco, estuvo toda su infancia y adultez conmigo. Pero estuvo solo hasta hace unas semanas porque él ya partió al cielo. Ahora está con su hermano y con todos los integrantes que han conformado la familia gatuna.

Rómulo era especial, tanto y mucho como todos los gatos que tengo y he tenido. El anaranjado de su pelaje siempre fue fascinante. Su mirada tierna y con personalidad de un gran felino te invitaba a deleitarlo. Aunque a veces era rudo con otros, tenía su lado infantil con nosotros. Parecía que siempre estaba pensando en algo, no era despreocupado como otros. Y sus ojos reflejaban claramente el agradecimiento por haberlo rescatado.

Gracias mi querido Rómulo, yo soy la que debe agradecerte por tu amor incondicional, por tu presencia todos los días en casa, por tu mirada profunda, por tus ronroneos y por tu hermoso color anaranjado de atardecer.

 

Anuncios

Confesión #18: Por amor a ti he aprendido del amor

Creo, aún no haber estado enamorada realmente, pero creo que ya sé de que trata el amor. No se necesita tener una media naranja para saberlo, porque todos los días recibimos acto de amor y aprendemos a crear otro para darlo de alguna manera.

Siempre lo digo, y lo reafirmo ahora,  no sé nada del amor. Pero por amor a ti, haría lo posible y lo imposible para hacerte feliz. Soñaría despierta y dormida para poder construirte un lugarsito en dónde nadie pueda dañarte. Por amor a ti, dejaría mis gustos y disgustos para que hagas lo que más quieras. Viajaría en el tiempo para borrar esas marcas que aún lastiman el alma. Por amor a ti, desearía ser otra persona para evitar lastimarte. Y soportaría la rutina por saber que ese rumbo nos dirige a esa tranquilidad que buscamos.

Por amor a ti, he aprendido del amor con cada acto de protección, de cuidado, de ejemplo, de esfuerzo, de fortaleza, de resistencia, de trabajo arduo, de lucha constante, de ingenio y de ilusiones que me has entregado y demostrado. 

Creo ya saber de que trata el amor, y temo que será complicado un encuentro con otro ser que brinde actos de amor como tu lo haces y que genere en mi esta sensación de entregarme completamente. Porque el amor de madre siempre sera incomparable.

Por amor a ti he aprendido del amor, y me has demostrado que no necesito de una media naranja para sentirlo.

17629863_10154371824211828_2302743965996734735_n

 

Libro 3: La esperanza del Tibet

la-esp1Hay tiempos en los que se pierde la esperanza y no sabes donde encontrarla. Hay días buenos y malos, o quizá más malos que buenos. Y a veces, o casi siempre, un libro puede aliviar ese desconcierto que invade los pensamientos.

La esperanza del Tibet es un libro que poco a poco te captura con una historia que crees que no puede tener sentido para ti. Pero cuando empiezas a formar parte de ella, no querrás dejarla hasta ayudar a encontrar esa esperanza que con las circunstancias podría irse perdiendo.

Y con el pasar de las páginas irás comprendiendo que aunque no esperes por esperanza alguna, siempre habrá señal que hay un rumbo que te dirige hacía ella.

Una historia que hubieras querido leer de niño para ser más fuerte y valorar tu historia.

Más info del libro aquí.

Amor

imagen: lilly rey
imagen: lilly rey

No sé nada del amor, pero para mí la vida se resume en estas cuatro letras:

 

Amigos de corazón

Momentos en familia

Ofrecer sin esperar

Resistir el dolor

 

Amigos de corazón no pasan en número si los contamos con una mano.

Momentos en familia son los que más nos reconfortan.

Ofrecer sin esperar es lo que debería llenarnos el corazón (y los bolsillos también).

Resistir el dolor, porque la vida no es sólo color de rosa.

 

Unbreakable

Daría mi vida por mi madre, porque ella sigue dando su vida por nosotros (sus hijos). Hoy y siempre quiero que esas ganas de lucha que siempre ha tenido no se vayan ahora, quiero que su corazón permanezca fuerte como siempre lo ha mostrado, quiero que no se sienta sola porque estamos todos reunidos, y […]

Adiós Dorotea

dorotea catAdiós Dorotea,

quisiera plasmar las más hermosas palabras para tí

pero de tan solo pensarlas, mis ojos se llenan de lágrimas…

…se llenan de recuerdos.

Adiós Dorotea, 

tu, la familia y los compañeros gatunos saben lo que significabas para mí

siempre serás my love cat

y esta vez, y como todas las veces déjame sentirte siempre cerca de mi.

 

Las lágrimas se las lleva el viento, pero la tristeza y el dolor siempre quedan en el corazón.

 

Sin fortuna alguna

No tengo fortuna alguna en riquezas materiales que me ayuden a llenar mis bolsillos. Pero tengo familia, tengo hermanos, padres y sobrinos. Tengo amigos. Tengo mascotas. Tengo mi lugar y mi tiempo. Tengo esperanza, confianza y valentía por seguir adelante. Tengo días y noches que me acompañan en mi crecimiento. Tengo la certeza de que nada malo dura para siempre. Tengo aliento infinito para ir por más. Tengo sueños, imaginación e historias por contar. Tengo un corazón que late fuerte y que puede latir aún más por alguien. Tengo libertad de decir sí o no sin temor a ser callada. Tengo miedos, frustraciones y desalientos que me distinguen de otros. Tengo marcas que duraran para siempre pero que guardan aprendizajes y experiencias. Tengo pasatiempos que se llevan parte de mí, guardándome para alguien más. Tengo noches estrelladas y nubes bailando en el cielo. Tengo palabras infinitas para ser dichas, y aún tengo tiempo para  decirlas.

No tengo fortuna alguna que me destaque entre otros, pero si tengo a personas que me acompañan, si tengo creencias y valores que dirigen mi vida, si tengo situaciones y caminos que marcan el rumbo, si tengo sentimientos y razones que me alientan a vivir.

No tengo fortuna alguna para ser envidiada, pero si tengo todo lo demás para no envidiar a otros.

fortuna, trebol

 

 

A veces creo que olvido lo que he marcado como importante para mí, pero cuando las palabras surgen comprendo que en realidad no es así, la esencia siempre se mantiene. 🙂

Querido Padre (3)

Madres, ellas siempre están buscando lo mejor para nosotros.
Madres, ellas siempre están buscando lo mejor para nosotros.

Llevo tiempo sin escribirte, pero no sin dirigirme a ti. Sin embargo, hoy quiero hacerte llegar estas palabras escritas hasta dónde sea que estés, aquí o allá. No importa hacía dónde se dirijan, ni cómo lleguen hacía ti; solo quiero que comprendas mi intensión en lo profundo de estas palabras.

Querido Padre hoy y siempre quiero pedirte

que me llenes de amor para compartirlo con mi madre

que me hagas fuerte para fortalecerla

que pueda ver tu esperanza para mostrarle la luz del final del camino

que ilumines mis días para hacer brillar los días de ella.

Querido Padre hoy y siempre quiero pedirte

que hagas de mí una mejor hija para acompañarla cada día que está por venir, sin importar que sean días de alegría o tristeza

que me hagas más valiente para protegerla de aquellos que quieran opacar su luz.

Querido Padre hoy y siempre quiero pedirte por ella. Hoy te pido por mí para hacerle llegar mi amor; porque lo más valioso que siempre he tenido y tengo es ella. Y quiero ser yo, también, quien pueda fortalecerla, darle esperanza, iluminarla, acompañarla y protegerla.

Querido Padre hoy y siempre te agradeceré por hacer que ella sea mi madre; gracias por darle un año más de vida y gracias por los otros que están por venir. Tu sabes que aún hay mucho por compartir juntas.

Este 17 de enero fue el cumpleaños de mi mamá. No pude darle un “gran” regalo, y tenía mucho tiempo sin dedicarle unas palabras. Así que hoy me nacieron estas que muestran que nunca olvidaré que todo lo que haga/pida/desee siempre será por ella.

No es la primera vez que le escribo a él.

Querido Padre (1)

Querido Padre (2)

De vuelta en casa

Cieneguilla
Cieneguilla

Hace diez días que regresé a casa. ¡Sí! Realmente estoy en casa, en ese lugar que siempre se lleva en el corazón y que te recibe con una sonrisa en cada retorno. Ese rinconcito que guarda recuerdos para toda la vida año tras año. Ese espacio que se hace cada vez grande cuando la familia está completa sin importar el número de integrantes. Ese territorio que es solo tuyo, porque lo conoces bien y él te conoce a ti porque te ha visto crecer. Esa área infinita de tesoros que son valiosos sólo para aquellos que pueden mirarlos con el corazón. ¡He regresado a casa y no puedo estar más contenta que nunca!

Los días han volado, y siento que ya pasé un mes en casa, pero sólo han sido días. Y entre todo lo que quería hacer al llegar; he disfrutado más poder sentir ese ambiente familiar que siempre se extraña. He dedicado parte de mi tiempo a la jardinería que era algo que necesitaba. He logrado que mis mascotas vuelvan a conocerme. Y he aceptado con disfrute despertar con un silencio que sólo se escucha en el campo.

Creo que he hecho más cosas en estos días de los que pude haber hecho antes. Y aunque el año ya empezó con todo, y quizá muchos ya iniciaron sus rutinas diarias, o  están de vacaciones; yo estoy con muchos quehaceres que había dejado pendientes antes de irme. Así que ahora me toca poner manos a la obra y seguir o empezar con todo.

Confieso que tanto he extrañado estar en casa que ahora no quiero salir 😛 quizá muchos no me entiendan pero es como querer estar en esos lugares en donde realmente te sientes cómodo.

Paz

“La paz no se encuentra tomando lados, sino integrándolos. La paz no se encuentra separando las partes, sino uniéndolas. La paz no se encuentra en el futuro, sino en el presente. La paz no se encuentra luchando, sino aceptando. La paz no se encuentra en la confrontación, sino en la comunión. La paz no se encuentra en el egoísmo, sino en la generosidad. La paz no se encuentra a través del temor, sino del amor” ~ Leandro Taub

 

Llegó Navidad, y aunque haya distinción en la celebración y creencias, lo primordial es rescatar los deseos y sentimientos que invaden estos días. Me encontré con esta reflexión de la paz, y creo que es perfecta para esta ocasión.

¡Felices fiestas! que sean días de compartir y estar presentes con los que queremos y con quienes nos necesitan. 😀