Archivo de la etiqueta: felicidad

De vuelta en casa

Estándar
Cieneguilla

Cieneguilla

Hace diez días que regresé a casa. ¡Sí! Realmente estoy en casa, en ese lugar que siempre se lleva en el corazón y que te recibe con una sonrisa en cada retorno. Ese rinconcito que guarda recuerdos para toda la vida año tras año. Ese espacio que se hace cada vez grande cuando la familia está completa sin importar el número de integrantes. Ese territorio que es solo tuyo, porque lo conoces bien y él te conoce a ti porque te ha visto crecer. Esa área infinita de tesoros que son valiosos sólo para aquellos que pueden mirarlos con el corazón. ¡He regresado a casa y no puedo estar más contenta que nunca!

Los días han volado, y siento que ya pasé un mes en casa, pero sólo han sido días. Y entre todo lo que quería hacer al llegar; he disfrutado más poder sentir ese ambiente familiar que siempre se extraña. He dedicado parte de mi tiempo a la jardinería que era algo que necesitaba. He logrado que mis mascotas vuelvan a conocerme. Y he aceptado con disfrute despertar con un silencio que sólo se escucha en el campo.

Creo que he hecho más cosas en estos días de los que pude haber hecho antes. Y aunque el año ya empezó con todo, y quizá muchos ya iniciaron sus rutinas diarias, o  están de vacaciones; yo estoy con muchos quehaceres que había dejado pendientes antes de irme. Así que ahora me toca poner manos a la obra y seguir o empezar con todo.

Confieso que tanto he extrañado estar en casa que ahora no quiero salir 😛 quizá muchos no me entiendan pero es como querer estar en esos lugares en donde realmente te sientes cómodo.

Anuncios

Paz

Estándar

“La paz no se encuentra tomando lados, sino integrándolos. La paz no se encuentra separando las partes, sino uniéndolas. La paz no se encuentra en el futuro, sino en el presente. La paz no se encuentra luchando, sino aceptando. La paz no se encuentra en la confrontación, sino en la comunión. La paz no se encuentra en el egoísmo, sino en la generosidad. La paz no se encuentra a través del temor, sino del amor” ~ Leandro Taub

 

Llegó Navidad, y aunque haya distinción en la celebración y creencias, lo primordial es rescatar los deseos y sentimientos que invaden estos días. Me encontré con esta reflexión de la paz, y creo que es perfecta para esta ocasión.

¡Felices fiestas! que sean días de compartir y estar presentes con los que queremos y con quienes nos necesitan. 😀

 

 

Un primer año

Estándar
Una de esas miradas que quisieras recibir siempre.

Una de esas miradas que quisieras recibir siempre.

Hoy mi tercer sobrino cumple un año de edad, y aunque el cumpleaños sea de él y quien cumpla ese año también es él. Comparto este evento porque sin querer y sin esperarlo yo he estado presente en este primer año de vida de mi pequeño sobrino.

Este 2015 me ha traído muchas experiencias que voy rescatando en estos últimos días. Y al recopilarlas o mencionarlas comprendo que he aprendido mucho de ellas, y esta es una; en la que me toco ser tía por tercera vez desde el día cero hasta este primer año (y los otros que se vengan también).

No es que no haya estado presente con mis otros sobrinos, pero esta vez ha sido diferente. Porque lo he visto crecer cada día de muy cerca desde que nació, he cuidado de él, y siento que he aprendido un poco más de la maternidad.

Y aunque sus primeros días fueron temerosos para mí, verlo ya seguro de caminar, de comer, de sonreír y de jugar. Ya ahora solo siento satisfacción de poder haber estado junto a él todo este primer año. Agradecerle ahora por darme esa experiencia no tendría mucho sentido, porque no me entendería. Pero le agradezco a mi hermana por darme un tercer sobrino, y por enseñarme un poquito o quizá mucho a ser madre y ser tía.

Dicen que siempre hay una primera vez para todo, y esta vez me tocó a mí. 😛

¡Feliz primer cumpleaños Facu! No sabes todo lo que me has enseñado en este corto tiempo.

¡Egresada!

Estándar

Hace 5 años atrás un día como hoy escribía y es así como la tristeza llega a mi vida porque en ese entonces había entendido que las actitudes, comportamientos, sentimientos y hasta pensamientos que tuve en esa etapa de mi vida fueron inadecuados para las situaciones que se me presentaron. Y la mejor forma que tenía de expresar mi arrepentimiento de no saber cómo afrontar ese tiempo era decirme que me sentía triste.

Hoy, 5 años más tarde comprendo lo mucho que he crecido y valoro todo lo que le logrado y alcanzado de mí. Pero esos logros no son materiales, porque los mejores logros que tengo son los intangibles, son los que se quedan conmigo para siempre y me acompañan a donde tenga que ir.

Hablo de esos pequeños sueños cumplidos, de pasos andados con firmeza, de conocimientos adquiridos, de momentos compartidos, de recuerdos imborrables, de experiencias ganadas, de anécdotas inesperadas, de sonrisas, de alegrías, de tristeza, de sabiduría, de entendimiento y de todo lo que me hace ser quien soy ahora.

Ayer, 14 de diciembre del 2015 terminé oficialmente la universidad, más conocimientos llegaron a mí durante esta etapa de complementación a lo que ya había estudiado antes. Definitivamente será una fecha que recordaré toda mi vida, porque todo lo que ocurrió detrás de este logro ha sido fundamental para mi crecimiento como persona, como mujer y como profesional.

Un gracias no bastará para mi familia quienes fueron mi principal e incondicional apoyo en este tiempo, por suerte tengo toda mi vida para retribuirles todo lo que hicieron por mí.

Y como todo término marca un nuevo inicio, me toca comenzar de cero, pero con todo. 🙂

La tradición argentina es bañar con todo lo que se tenga al egresado/licenciado, y eso fue lo que me pasó a mí 😛

Un ángel de despedida

Estándar

No recuerda exactamente qué día de la semana ni qué fecha fue. Pero, si recuerda que era de noche y que esa significaba, para ella, la última vez que quizá podría volver a verlo. No sabía si se encontraría con él de nuevo, o no sabía cuánto tiempo pasaría para que volviera a tener las largas conversaciones que solo solía tener junto a él.

Esa noche coordinó con su hermana para  encontrarse y regresar juntas a casa. La espera tardó un par horas pero no le importó, porque solo rondaba por su cabeza la despedida que no había tenido con él. El tiempo no importaba, le importaba saber que esa noche quizá era la última de él en el país, y ella no había hecho nada para decir adiós adecuadamente.

Se encontró con su hermana, y mientras esperaban que la luz del semáforo cambiara, le preguntó si ya sabía cuándo él se iba y si le había dicho adiós.  Ella le respondió que solo sabía que partía al día siguiente pero que no había hecho ni comprado nada especial para entregarle. Y que además, aunque le diera pena, era mejor no despedirse, porque sabía que no aguantaría llorar delante él.

Su hermana sorprendida por las palabras de ella y conociendo lo mucho que ella valoraba la forma de su encuentro y lo poco que compartieron, le dijo que se dejara de tonterías y que más bien pensara que era posible que nunca más lo volvería a ver. Además le recordó que en el futuro se podría arrepentir de no haberse atrevido hacer algo especial para decir adiós.

Tras escuchar esas palabras de su hermana se armó de valor  y le dijo que sí se atrevería a despedirse de él. El timón del auto giro mientras su hermana le preguntaba dónde era la casa de él. Ella le indicó que estaban a unas cuadras y mientras regresaban rumbo a su casa le dijo que no tenía nada especial para darle. Entonces llevo su mano a su cuello y le dijo que solo tenía el ángel que ella le había regalado, pero sabía que no era buena idea. Su hermana la miró y le dijo con confianza que se lo entregará a él si realmente era especial para ella. Que no se sintiera mal porque siempre habría ocasión de que le pudiera dar otro ángel. Pero no habría otra ocasión para despedirse adecuadamente de él.

Cuando llegaron a la casa de él, bajó del auto, se quitó el ángel que colgaba de su cuello, se acercó a la puerta y tocó el timbre. Su corazón latía intensamente mientras esperaba que alguien le atendiera. Estaba muy aterrorizada por hacer eso, por en el fondo algo le decía que era lo correcto y que no se arrepentiría de haberlo hecho.

La puerta se abrió y salió una mujer joven, ella la saludo y preguntó por él. Por cosas de la vida, él no estaba en casa. Quizá la tristeza se le posó en el rostro porque aquella mujer joven le dijo que aguardara y entró a la casa. Tras unos minutos regreso con un celular en la mano y se lo entrego diciéndole que hablara, en línea estaba él para escuchar su despedida.

Las palabras fueron rápidas pero ella dijo adiós y le deseó felicidad en su vida. Había logrado decir adiós, aunque solo fuera por teléfono. Cuando terminó de hablar le agradeció a la mujer joven y le dijo que tenía algo para él, le entregó el ángel diciéndole que él ya sabía de qué trataba.

No derramo lágrimas frente a él, ni frente a la casa de él; pero cuando entró al auto de su hermana se echó a llorar. Lloraba por una despedida que no fue, lloraba porque sabía que no lo volvería a ver y lloraba por sentía que algo de ella se perdía para siempre. Y quizá entre esas tristezas solo le quedaba el alivio de saber que él tendría algo de ella y que esperaba que lo valorara tanto como ella lo hizo con él.

Pasaron más de cinco años y aún no volvió a verlo, pero recibió un detalle de esperanza de un futuro encuentro aún sin fecha ni lugar. Pues sabe que él aún conserva ese ángel que marco su despedida.

imagen: VG

imagen: VG

Lazos para toda la vida

Estándar

Hace unas semanas comprendí que las personas estamos solas en el mundo. Si tal como lo leen, estamos solas en el mundo aunque a veces no lo queramos aceptar.

Recapitulemos nuestra vida en cinco palabras, nacimos solos y morimos solos, así de simple. No se alarmen, que esto no tiene nada de malo. Lo bueno de estar solos en la vida y en el mundo, es que esa soledad nos hace buscar a otras personas que también lo están, y es ahí cuando ocurre la magia de la vida.

Y al encontrarnos con esas personas empezamos a crear nuestros lazos, unos serán por un tiempo y otros serán para toda la vida. Por suerte los lazos familiares duran toda la vida, los lazos de amistad un tiempo pero también hay los de toda la vida, al igual que los lazos de amor.

Lo bueno de comprender/aceptar que estamos solos, es que sabemos que un día encontraremos o seremos encontrados para dejar de sentir esa soledad. No importa cómo eso ocurra, pero algo me dice que siempre habrá una forma para que dos o más personas se encuentren por alguna razón en especial, ya sea para crear un nuevo lazo, sin importar cuanto dure o para aprender algo sobre ello.

Una vez más me llené de nostalgia porque sigo comprendiendo que todas las personas que quiero y que son importantes para mí están lejos. Pero luego entendí, que quizá cuando me separé de ellas creí que era el final, pero el tiempo me ha demostrado que el lazo que tengo con esas personas es para toda la vida, no importa la distancia ni el tiempo que nos aparte, el lazo aún perdura. 

No hay alarma con mi soledad, porque como ya lo confesé antes   Soledad, tan solitaria y consigo misma 😉

7 dibujos para sonreír y seguir intentando

Imagen

Cuando veo dibujos que me enamoran siempre me nace el deseo de querer ser artista, pero luego recuerdo que siempre fui mala en arte, así que solo me conformo admirando el arte de otras personas.

Hoy estuve explorando el blog Drawn from my brain de  y me he quedado maravillada por sus dibujos, simples pero con mucho valor sentimental y con mensajes que valen la pena compartir. Así que les dejo siete de ellos, y que espero les dibujen una sonrisa y los motive por si hay días grises. 😉

Elegí estás imágenes por sus mensajes (van por orden):

1.- Las personas más felices no tienen lo mejor de todo, ellos hacen lo mejor de todo lo que tienen.

2.- Escuchas esa vocecita en tu cabeza que te dice ‘tu no puedes’, dile ‘solo mírame’.

3.- Destruye lo que te destruye

4.- Sé la mejor versión de ti.

5.- Los errores son la simple prueba de que lo estás intentando.

6.- Nunca es tarde para ser lo que podrías haber sido.

7.- Permanece/sé curioso.

Ps. Perdón por la traducción pero no soy traductora profesional, es así como las entendí. (acepto correcciones) 😛

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


¿Por una razón, una temporada o para toda la vida?

Estándar
relaciones, relationship, love, friends
imagen: http://www.vamshare.com

Aún no aprendo a reconocer a las personas que pueda conocer por una RAZÓN, TEMPORADA o para TODA LA VIDA, pero algo que he aprendido hacer, es valorar a cada persona que conozco en el camino. He aprendido a disfrutarlas, a conocerlas, a escucharlas, a alentarlas, a reír junto a ellas, a aprender de ellas, a explorar junto a ellas, a soñar con ellas y a esperar volver a verlas, siempre. (de quien escribe)

La gente viene a tu vida por una RAZÓN, una TEMPORADA o TODA LA VIDA. Cuando sabes cuál es, sabrás qué hacer por esa persona.

1.- Cuando alguien está en tu vida por una RAZÓN, por lo general es para satisfacer una necesidad que has expresado.

  • Ha venido para ayudarte ante una dificultad.
  • Para ofrecerte orientación y apoyo,
  • Para ayudarte de forma física, emocional o espiritualmente.
  • Pueden parecer como un regalo del cielo y lo son…
  • Ellos están ahí por la razón de que los necesitaste.

Entonces, sin ninguna mala acción de su parte en un momento inoportuno, esta persona va a decir o hacer algo para que la relación termine, o se tenga que decir adiós.

  • A veces mueren.
  • A veces se alejan.
  • A veces actúan de una forma y te obligan a tomar una posición de despedida.

Lo que debemos hacer es darnos cuenta que nuestra necesidad se ha cumplido, nuestro deseo se hizo realidad. Su trabajo está hecho. Y hasta lo que pedimos se cumplió y ahora es el momento de seguir adelante.

2.- Algunas personas entran en tu vida por una TEMPORADA, porque ha llegado tu turno de compartir, crecer o aprender.

  • Te traen una experiencia de paz o te hacen reír.
  • Te pueden enseñar algo que nunca has hecho.
  • Por lo general, te dan una cantidad increíble de alegría.
  • Créelo, es real. Pero solo por una temporada.

3.- Las relaciones de TODA LA VIDA te enseñarán lecciones de vida para que construyas una base emocional sólida. Tu tarea será aceptar tal lección. Amar a esa persona y poner lo que has aprendido en práctica en todas las otras relaciones que tendrás en toda tu vida.

Se dice que el amor es ciego, pero la amistad es clarividente.

Gracias por ser parte de mi vida. Ya sea que fuiste, por una razón, por una temporada o para toda la vida.”

Autor desconocido ~ Traducción desde Reason, Season, and A Life Time

 

Felicidad

Estándar

Héctor en busca de la felicidad“¿Cuántos recuerdan un momento de su infancia cuando experimentaron la felicidad en su estado natural? Ese momento único de alegría. Ese momento en el que nuestro mundo dentro y por fuera estuvo bien. Todo estuvo bien. Pero ahora que somos adultos, todo está mal todo el tiempo.”

Supongo que cuando éramos niños sabíamos apreciar lo bueno de todas las situaciones, pero ahora que somos adultos lo hemos olvidado.

La semana pasada vi la película Héctor en la búsqueda de la felicidad, y como la mayoría de veces que intento entender los mensajes entre líneas esta vez también lo hice, pero fue más fácil porque en esta historia hubo muchos mensajes explícitos sobre la felicidad. Así que los anote y ahora los comparto con ustedes…

Mis favoritos 7, 8, 9, 10 😉

1.- Hacer comparaciones puede arruinar tu felicidad

2.- Muchas personas ven la felicidad en su futuro

3.- algunos creen que la felicidad está en tener mucho dinero o ser exitosos

4.- La felicidad pude ser la libertad de amar a más de una persona

5.- A veces la  felicidad depende de no conocer toda la historia

6.- Evitar la infelicidad no es el camino a la felicidad

7.- La felicidad es responder a tu vocación

8.- La felicidad es ser amado por quien eres

9.- El miedo es un impedimento a la felicidad

10.- La felicidad es sentirse completamente vivo

11.- La felicidad es saber cómo celebrar

12.- Escuchar es amor

13.-  Todos tenemos la capacidad de ser felices, todos tenemos la obligación de ser felices

“No debemos ocuparnos tanto en la búsqueda de la felicidad sino en la felicidad de buscarla

Todas las frases y citas son de la historia de la película.

Si te interesa, también podría gustarte: Odette, una comedia sobre la felicidad

Adaptarse

Estándar

Adaptarse, cambiar, transformarse …Adaptarse, acomodarse, acondicionarse, adecuarse, habituarse, acostumbrarse, cambiar, transformarse…

¿Hasta qué punto estamos dispuestos a adaptarnos a las condiciones que se nos presentan? ¿Debería haber un límite? Si fuera así, aquel límite sería hasta que lleguemos a la meta. Quizá el día que lleguemos a donde queremos ya no habrá más adaptabilidad, no más cambios y nos más transformaciones.

Mientras tanto, no nos queda otra cosa que adaptarnos, que seguir con esa acción de acomodarnos a las condiciones o circunstancias que se nos presentan en el camino, sean buenas o malas, nos direccionen o nos haga reflexionar de por dónde debemos ir. No queda otra cosa que seguir, porque “sólo las especies que mejor consiguen adaptarse son las que logran sobrevivir y seguir evolucionando, mientras  las que no lo logran van desapareciendo” (Charles Darwin)

Y no queremos desaparecer ¿verdad? Al menos yo, aún no lo quiero hacer. Viernes me trajo dudas, pero este sábado me toco reflexionar y llegué hasta esta palabra: adaptarse, porque de ahora en adelante no me queda otra cosa que adaptarme; ¡claro está! sin cambiar la esencia, sin cambiar de rumbo, sin cambiar de objetivo. El adaptarse, para mí, es adecuarse para seguir y no detenernos.

Comparto unas frases para no pensarla dos veces y adaptarnos sin temor.

“La inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios “ Stephen Hawkings

“No puedes tomarle la medida a las situaciones de la vida, pero puedes tomarle la medida a las actitudes para adaptarse a estas situaciones” Zig Ziglar

“Adaptarse o morir, ahora como nunca, es imperativo inexorable de la naturaleza” H.G. Wells

“Un verdadero campeón puede adaptarse a cualquier cosa” Floyd Mayweather Jr.

“Aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratas de ocultarla es la mejor manera de adaptarse a la realidad” David Viscott