Archivo de la etiqueta: Ideas

¡Arriba Perú!

Estándar

4ada9f18243993-562ce4b46fe2e

 

Hace cuatro años escribía sobre mi gusto por el fútbol ‘emocionante’, en donde narraba mi inesperada atención y emoción de los partidos que se jugaban en ese mundial. También mencionaba mi tristeza por Perú porque no participaba en esa edición. Y alguna vez debo haberme preguntado ¿cuándo sería ese momento? ¿qué se sentiría alentar a mi selección en un evento tan importante? ¿por qué la hinchada celebra con tanta emoción los goles y por qué tanta tristeza cuando no se logra el objetivo? ¿cómo es posible que un juego genere tanto?

Las respuestas a esas preguntas se estan respondiendo en estos días. Hoy después de cuatro años estoy viviendo esa alegría. Hoy siento esa emoción de alentar a una selección, de alentar a un grupo de personas que representan a una nación. Me estoy vistiendo de rojo y blanco porque siento más orgullo que antes. Y se me escarapela el cuerpo cada vez que se entona la himno nacional a viva voz con la esperanza de lograr una victoria.

No sé nada de fútbol, pero la alegría que se vive gracias a este juego es más reconfortante de lo que había imaginado. Y no solo celebro que haya sido posible participar, esta vez, en el mundial. Sino celebro todo lo que ello ha generado en el país. Me alegra saber que hay peruanos más orgullosos y que los colores de la bandera se visten sin temor.  Me emociona saber que entonamos el himno a toda voz sin vergüenza alguna y que entonamos con el corazón las canciones que nos representan con nuestra tierra. Me impresiona ver que estamos rescatando símbolos nacionales que antes desvaloravamos su significado. Y me conmociona saber que cada día estamos creyendo más en nosotros y que estamos apreciando con orgullo nuestros orígenes. 

Sea cual sea el resultado de los partidos que se den, lo mencionado anteriormente es lo que puedo rescatar de este futbolista peruano. Y espero que con esa misma unión, esperanza y lucha reconozcamos que hay mucho por cambiar, mejorar y crecer en el Perú. Porque estamos de vuelta no solo en la cancha sino también de corazón y porque somos más de 30 millones de peruanos que hemos reencendido nuestro orgullo por un país maravilloso.

 

¡Arriba Perú!

 

 

Tiempos mundialistas que permanecerán así termine este evento 😉 

 

 

 

Anuncios

Ausencia de bondad

Estándar

Un pequeño estrujon en el corazón es el que se siente cuando hay ausencia de bondad. Y va creciendo cuando se cae en cuenta de que es tarde para remediarlo, que es tarde para evitar hacer sentir ese dolor ajeno y que es tarde de hacer borrón y cuenta nueva. La culpa invade de adentro hacía fuera y el sentir de las miradas de amargura queman la piel más que el fuego a la leña. No hay remedio que hacer, sólo seguir con el veneno ya en las venas. 

~.~

“Perder la capacidad de ser bondadoso es no saber observar y reconocer las cosas buenas que pasan a nuestro alrededor. Es como pasar junto a una flor y no detenerse a oler su perfume.

El no tomar registro de los hechos bellos, saludables y bondadosos es no estar en sintonía con nuestra naturaleza. Como en tantas cuestiones de la vida, los otros (sean hombres, animales, flores y demás) son espejo de nuestra capacidad de ser buenos.

Hacer el bien guarda estricta relación con la empatía, la compasión y la inteligencia emocional. Bondad es, respectivamente, saber ponerse en los zapatos del otro; ser considerado y estar a disposición sin condición; poner en juego nuestros sentimientos más nobles (más allá de razón).” ~ Eduardo Chaktoura

 

15046829_102713563547348_4145264213738127360_n

 

 

Amanecer con letras

Estándar

Es un día soleado, y aunque el sol está en todo su esplendor, es fresco. Sus rayos se pelean por entrar a la habitación para iluminarla y avisar que ya amaneció. El viento acaricia las hojas de los árboles  y con ese aroma entre sus manos ingresa al dormitorio para decir ‘buenos días’.

Lo primero que logro ver son las cortinas bailando con el viento y el sol acariciándolas. El cielo está celeste, está libre y está acompañado con hermosas nubes de algodón. Algunas ramas también pintan ese cuadro, poniéndole así un color verde pacay a mi despertar.

Las sábanas están tan lisas que me acurrucan para no dejarlas y continuar con los sueños que me ayudaron a dibujar. La música es perfecta para un día así de singular: guitarra, piano, bajo, trompeta y las voz de Madeleine se unen para crear una deliciosa armonía de amanecer, de tranquilidad, de ilusión para continuar.

Cuando pongo los pies en el piso acaricio la madera siempre fresca de la habitación, la cual me guía a mi recorrido habitual. Termino de despertar con el agua sobre mi rostro, con el cabello atado y con el aroma del café recién pasado.

Mientras las tostadas esperan dorarse, las palabras terminan de ser dibujadas para liberar esas historias imaginadas. Y como celebrando esa liberación, las cortinas siguen bailando al compás del Smile de Madeline, acariciadas por el sol y contorneadas por el viento. Y tras unos segundos yo me uno a ellas.

 

diary-and-tea

Imagen: timelinecoverbanner

 

 

Este sería uno de mis amaneceres favoritos. Los bueno de escribir y dejar libre la imaginación es dibujar situaciones soñadas. 🙂

 

El desencuentro

Estándar
tal vez

Vía: Mía Pineda

¿Cuánto tiempo llevamos buscando ser alguien? desde niños crecemos con la idea de que cuando seamos grandes seremos la persona que hemos estado visionando. Pero, ¿eso es real? ¿realmente sabemos quienes seremos en el futuro? ¿realmente podemos marcar un camino que nos lleve a ser esas personas? ¿es posible ir recto cuando el camino está lleno de curvas?

Yo ya me canse de buscarme o de ser ese alguien que algún día pensé. De lo único que estoy segura es que cada día dejo de ser la misma, cada día algo en mi cambia, algo se desilusiona, cada día encuentro esperanza y también la pierdo. Cada día la rabia me invade para luego intentar buscar paz. Cada día las circunstancias me lastiman y me fortalecen. Cada día asumo responsabilidad y también quiero perderla para salir huyendo. Cada día me armo de valor para asumir las situaciones que tocan vivir y también me rindo cuando ya no puedo más. Cada día es una lucha constante, cada día es una prueba para poner en práctica las lecciones y de esos resultados termino siendo realmente yo. Pero no puedo ser una para siempre, cada día soy alguien con un poquito más de lo aprendido y también cada día dejo de ser quien era antes con los errores asumidos.

Tal vez el desencuentro sea el viaje más largo, el cual puede llevar toda la vida porque muchas veces se inicia demasiado tarde. 

Estado del viaje: iniciando 

 

Respirar

Estándar

Y al final la vida se resume en respirar. Cada quien tendrá su propio motivo para seguir o dejar de hacerlo y cada quien lo hará de la forma más bonita o más monótona para encontrar el sentido de cada uno de sus respiros.

Mi piel en silencio grita
Sácame de aquí
Mi piel en silencio grita
Oxígeno para respirar
Respirar de esta falta de ti
Respirar de esta ausencia de mí
Respirar para sentir mejor
Respirar para aliviar el dolor
Respirar para sentir que estoy viva

~ Bebe

Mi vaso vacío

Estándar

Agarre mis maletas para no volver más, para dejar de ser quien soy o quien era en ese entonces. Creí tener mucho por cargar, pero la verdad era que las maletas estaban vacías porque necesitaban llenarse y no descargarse. Siempre había sido un vaso vacío que pensó estar lleno de experiencias, de aprendizajes y de sueños, pero no era así.

Viajé todo lo que pude, caminé hasta que los zapatos dejaron de marcar huellas, me crucé con muchas personas pero nunca hubieron encuentros. Me encontré con paisajes que no buscaba pero ganaron valor porque no los esperaba. No tenía planes de ir a un lugar, pero con el tiempo me dí cuenta de que me estaba dirigiendo a uno, aún sin reconocerlo, aún sin esperarlo.

Las maletas vacías que agarré para no volver más seguían libres de peso, sólo estaban llenas de recuerdos que aún guardaba en el corazón y que no quería simplemente dejarlos ir. Sin saber, que para continuar tenía que seguir siendo ese vaso vacío que siempre fui.

x-travel-quotes-to-inspire-your-next-adventure-151

Vía: shechive.wordpress.com

 

 

 

No more DRAMA

Imagen

Lidiar con las dificultades ya es un DRAMA, pero si es realmente una elección pues entonces el mundo no acaba ahí, aún hay más por venir. Bueno o malo pero algo tendrá que venir para hacer contraste y rescatar las lecciones de temporadas pasadas. Ese realmente es el consuelo de seguir, siempre algo nuevo vendrá o harás llegar.

¡Buena semana! 😉

From: Unstuck Advice

From: Unstuck Advice

Resistir

Estándar

Hay momentos en donde no hay lugar a dónde ir, no hay escape ni escondite y no se puede desaparecer.

Sólo queda afrontar, poner el pecho y resistir… 

 

El año va terminando y mis reflexiones de cierre del 2016 van llegando. Hay lecciones que rescatar, pero no creo haber aprendido de todas, me falta mucho aún y eso es alarmante porque da pie a otras lecciones mucho más fuertes. Pero quizá lo más valioso de este tiempo ha sido resistir. 

Resistir a la esperanza que a veces duele.

Resistir a las expectativas que no tienen fundamentos.

Resistir a sueños, deseos e ilusiones que no serán realidad. 

Resistir a la incertidumbre que guía un camino desconocido. 

Resistir a desprenderse de todo para aligerarse.

 

Y, a pesar de todas las resistencias propias e impuestas, todas ellas han fortalecido o endurecido el caparazón. Y quizá de eso trataban todas las lecciones, de resistir para fortalecer, a pesar que ello me haya hecho fuertemente frágil.

Resistir trata de aceptación, de despertar, de afrontar, de soltar y de permanecer.

 

picture: @gurlfromtumblr

picture: @gurlfromtumblr

 

Confesión #16: Ingrata

Estándar

Soy de pocas personas cercanas a mí o yo de ellas. Mis amistades y conocidos van y vienen como las novedades de la tecnología, algunos duran poco otros mucho. Pero ello no hace que tenga amigos de corazón, los cuales son realmente poquísimos.

Esta confesión se titula ingrata, porque siento que es así como soy o como la situación hace que sea. Quizá no sé conservar a conocidos porque siento que ya tengo amigos que comprenden lo complicado de mis pensamientos y de mis días. O quizá yo no me sé conservar cerca de ellos.

Recuerdo que en épocas escolares era totalmente considerada con las amistades, quizá hasta los quería más que a la familia, pero con el tiempo comprendí que los que realmente están ahí para siempre es la propia familia, son ellos los que en verdad nos conocen y reconocen.

Soy ingrata haciendo nuevos amigos, soy ingrata manteniendo algunas amistades, soy ingrata conectando con gente nueva, soy ingrata intentando recuperar amistades, soy ingrata con algunas personas y soy ingrata muchas veces porque no tengo otra salida o porque hay otros asuntos ocupan más.

Quizá con esta confesión no sume más amigos, pero como un día me dije, no quiero personas que me sumen en número, quiero personas que me ayuden a ver entre líneas, que me ayuden a reconocer eso que me cuesta o a lo que estoy ausente.