Archivo de la etiqueta: Tiempo

Quizá un día

Estándar

Sí quizá sólo estuvimos soñando cómo seria todo, sin pensar en la realidad de los días. Siempre creímos que todo sería sencillo obviando que ser adulto implica mucho más que sólo sentirse libre.

Pero un día, quizá esos sueños puedan hacerse realidad por todo lo que ya sabemos y hemos aprendido desde entonces, por todo lo que nos hemos fortalecido y resistido.

Aún así, recuerda que puedes ser todo lo que tu ames sin importar la dificultad, el desvío y el olvido. Sólo preocúpate por la dirección del viento y todo los demás no tiene importancia. Porque puedes ser todo lo que soñaste si crees en todo lo que te hace fuerte y diferente.

Un día nos encontraremos y hablaremos sobre todo lo que nos preocupaba en ese entonces, y comprenderemos que su importancia no valía nada. Hablaremos de aquellos días en dónde sonreíamos de nuestras ilusiones y fantasías. Y reafirmaremos que siempre seremos parte de cada uno, aunque los años estén pasando.

Podemos ser todo lo que amamos en ese entonces y ahora mismo. Sólo nos preocuparemos del ritmo del viento y dejaremos todo atrás. Podemos ser todo lo que soñamos si aún creemos en todo lo que nos sigue haciendo fuertes.

 

¿No han pensando que pasaría si un día se encontraran con su yo de infancia?

Yo si lo hice en estos días, y creo que me reclamaría mucho por haber dejado atrás todo aquello que amaba y me ilusionaba en la infancia. Y como consuelo y esperanza de seguir, estoy segura que se quedaría conmigo para recordarme eso que me guíaba el camino.

Inspirada y basada en la canción Maybe de Birdy.

 

Anuncios

Diciembre mes de los regalos en el 2016

Estándar

Y continuando con la tradición de los últimos años (2013, 2014, 2015) aquí mi escrito del mes de diciembre – algo retrasado -…

imagen from: blurredgrammar.tumblr.com

Diciembre, el mes de los regalos, ya comenzó. Y conforme han ido pasando los años en mi vida, mis expectativas de los regalos han ido bajando, tanto que diría que van quedando nulas. Si me preguntan el por qué, quizá respondería por la adultéz, pero no creo que sea una respuesta válida, imagino que hay muchos adultos que esperan muchos regalos a igual que los niños, quizá no son lo mismos pero son igual de significativos. Pero en mi caso, no pasa nada. No me enojaré si no recibo regalos, o si recibo alguno que no esperaba.

Mis expectativas de esperar algo – en diciembre – están cada vez más nulas que antes. Quizá deje de soñar, quizá deje de tener metas, quizá ya deje mi mundo de ilusiones y fantasías, quizá me estoy convirtiendo en una adulta aburrida – aunque creo que ya lo soy – , quizá perdí mi niña interior, quizá me enojé tanto con la vida que ya no quiero nada, quizá deseo todo y si no tengo nada ya no quiero nada, quizá olvidé qué quería realmente, quizá ya no quiero regalos o quizá mi concepto de regalos ahora es más complejo que no cabe en esa denominación.

Están pasando muchas cosas internas que exteriorizarlas tomaría mucho tiempo, así que de ahora en adelante intentaré sacarlas en pedacitos para que ya no pesen en mi interior.

Diciembre ya comenzó, no quiero ningún regalo porque no sé que pedir, pero ello no hará que me olvide de dar regalos a mi familia para no acabar con la ilusión de este mes. A igual que el año anterior diciembre no me encontró con los mejores ánimos pero lucharé para no dejar de participar de las tradiciones familiares.

Estos días necesito más que nunca recordar que diciembre significa ante todo agradecimiento sin importar qué tanto o nada se recibe. Y como dije el año pasado diciembre es para…

ver lo bueno en lo malo

levantar la mirada y ver más allá de lo que queremos ver

transformar las penas en alegrías

aceptar los cambios y las lecciones

valorar las experiencias vividas y momentos compartidos

sonreír a las oportunidades y dificultades

sentir el amor en los detalles y  

entregar lo que más necesitamos

Las fiestas podrán ablandar hasta un corazón que se ha ido endureciendo/resguardando con el tiempo. Las fiestas lo ablandarán para encontrar que regalo recibir… 😉

Antes de los 30s

Estándar
Imagen desde Gizmodo

Imagen desde Gizmodo

No es que esté tan pendiente del tiempo – aunque creo que sí – pero dado que estoy a menos de un año para la fase tres veo conveniente considerar estos cambios para no arrepentirme después.  Aunque ciertamente admito y reconozco que todos somos únicos y la evolución de cada uno es particular. Sin embargo, las recomendaciones siempre son bienvenidas para mejorar un poquito como persona.

Aquí la lista para aliviar presiones, aligerar la maleta y seguir caminando feliz 😀

1. Cada vez que tengas una opinión demasiado apasionada sobre un tema, revísala.  En proceso, la experiencia laboral está contribuyendo en eso.

2. Disfruta tu soledad. ¡Hecho! y a sido lo mejor conocerme y reconocerme como soy.

3. Ve más documentales. Quiero, pero ando alejada de la TV.

4. Y sí, lees más. En proceso, necesito libros recomendados 😛

5. Quéjate menos. En proceso y aceptando la vida tal cual es.

6. Sonríe más. Lo estoy intentando.

7. Adopta una mascota. ¡Hecho! ya tengo muchas y mucho amor incondicional.

8. Aprende de todas las experiencias, no importa que tan buenas o malas sean. ¡Lecciones aprendidas y reconocidas!

9. Acepta el hecho de que la vida es incomoda e injusta. Ya la acepté tal cual me ha tocado vivir, es incomoda e injusta pero por una razón, ya sea fortalecernos, ablandarnos o crecer.

Mírala la lista completa en “27 pequeños cambios que debes hacer antes de los 35 y agradecerás en los 50”

Resistir

Estándar

Hay momentos en donde no hay lugar a dónde ir, no hay escape ni escondite y no se puede desaparecer.

Sólo queda afrontar, poner el pecho y resistir… 

 

El año va terminando y mis reflexiones de cierre del 2016 van llegando. Hay lecciones que rescatar, pero no creo haber aprendido de todas, me falta mucho aún y eso es alarmante porque da pie a otras lecciones mucho más fuertes. Pero quizá lo más valioso de este tiempo ha sido resistir. 

Resistir a la esperanza que a veces duele.

Resistir a las expectativas que no tienen fundamentos.

Resistir a sueños, deseos e ilusiones que no serán realidad. 

Resistir a la incertidumbre que guía un camino desconocido. 

Resistir a desprenderse de todo para aligerarse.

 

Y, a pesar de todas las resistencias propias e impuestas, todas ellas han fortalecido o endurecido el caparazón. Y quizá de eso trataban todas las lecciones, de resistir para fortalecer, a pesar que ello me haya hecho fuertemente frágil.

Resistir trata de aceptación, de despertar, de afrontar, de soltar y de permanecer.

 

picture: @gurlfromtumblr

picture: @gurlfromtumblr

 

Finales

Estándar

 

Hay un final que ha llegado y un inicio que está por darse, no tengo idea de qué se trate pero lo presiento.

Ha sido uno de los finales más largos que he tenido y el que más me ha costado. Pero ha valido la pena cada reflexión, cada análisis, cada asimilación, cada momento de nostalgia y cada momento de soledad.

Porque he comprendido que los finales no llegan sólo por decisión propia o ajena, sino que llegan por sorpresas, por oportunidades, por nuevos encuentros o reencuentros, por crecimiento y por aprendizajes.

Lo que aún estoy por descubrir es si los finales son para siempre o son sólo capítulos que van dando sentido a los que vienen después.

Lo averiguaré con el tiempo…

pero desde ya  es mejor aceptar que la vida está llena de distintos capítulos.

 

 

Agradecete a tí

Estándar

Estoy en días cambiantes (casi siempre)… en esos días que uno no sabe como sentirse, si bien o mal, frustrado o entusiasmado, perezoso o energético. Estoy en el limbo sin saber a dónde dirigirme o sin saber que camino marcar. No quiero tristeza porque eso no me lleva a ningún lado y no quiero una súper alegría porque no es bueno vivir sólo con expectativas.

Es por ello, que estoy optando por estar sólo presente en el momento rescatando los picos altos y dejando pasar los picos bajos. Lo mejor de recibir un nuevo año de vida es aceptar, agradecer y recibir lo bueno y malo que trae cada día. No distinguiría alegría si no hubiera tristezas, ni tranquilidad si no hubiera preocupación o problemas. No se trata de vivir por vivir, se trata de aceptar las pruebas, los esfuerzos, las caídas y los levantes que hacemos en cada situación que toca vivir.

Ayer recibí un año más de vida, y aunque de alguna manera me preocupa que esté pasando el tiempo, he preferido pensar en todo lo logrado hasta el día de hoy, o mañana o en los días que vayan a venir. Esta vez, en este cumpleaños, quiero agradecer a las personas que están cerca de mí y también quiero agradecerme a mí por mis luchas de intentar ser una mejor persona. Encontré este escrito y quiero recordarlo siempre porque muchas veces mis quejas vuelan y mis agradecimientos se quedan en silencio.

“La idea de tomarnos un momentos para agradecer todas las bendiciones que nos rodean es una oportunidad que no podemos desperdiciar. Vamos a aceptar y reconocer nuestro esfuerzo,  nuestro progreso y la evolución de nuestra alma.No somos los mismos de ayer, hemos cambiado, hemos crecido. Aprovecha que estás aquí para darte el reconocimiento que te mereces. Agradécete por todo tu esfuerzo, por toda la energía que has invertido y por lo lejos que has llegado en tu viaje personal.”   @royale_bohemian

Este cumpleaños he querido agradecerme a mí, porque hacerlo significa agradecer mis esfuerzos y fortaleza aprendidos de mi madre, mi constancia y esperanza aprendidas de mis herman@s, mi libertad y sonrisas dibujadas, regaladas de mis sobrin@s; mis dones con la escritura heredados de mi padre, y las sensaciones de compresión recibida de amistades.

cumple

Listos, ¡ya!

Estándar

3

2

1

en sus marcas

listos

¡ya!

No siempre se es el primero en las  carreras diarias, pero al menos sirven de entrenamiento para las más importantes.

 

 

 

 

Había empezado a olvidar lo importante que es valorar los detalles de cada día. Esta vez quiero ser realmente consciente de lo que está sucediendo.  

 

 

Por esta única vez

Estándar

Esta vez no quiero escribir…

de lo que extraño, de aquello que me cuesta superar, de mis sentimientos positivos y negativos

de mis tristezas o alegrías, de aquello que hubiera querido hacer  y no hice, de los recuerdos que voy dejando a un lado o del olvido que me va invadiendo

de la rutina que me absorbe o del tiempo perdido y no aprovechado

 

Esta vez no quiero escribir…

de mis acciones que buscan ser justificadas

de aprender lecciones o de crecimiento

de esperanza o de fortaleza

 

Esta vez no quiero escribir de nada de aquello o de lo otro.

 

Esta vez no tengo nada que decir

nada que guardar.

Esta vez y desde hace muchos días me voy quedando sin nada

me voy quedando vacía,

me voy liberando para no dejar de ser yo

 

Esta vez no quisiera escribir de esperanza sino de realidad.

 

Por esta única vez escribiré de esos días que van y vienen,  

de esos días que lucen iguales pero que en realidad, son únicos al final.

 

 

 

Sin culpa en el ayer y hoy

Estándar

comenzar de nuevo“Y sobre quejarme…

Ya no culpo a nadie más por lo que me ocurre, ya no tengo ese pensamiento al que solía recurrir antes, porque todo depende de cada uno y no de alguien más. Ahora pienso en el hoy, en lo que estoy haciendo justo ahora, ya no importa el ayer. No puedo cambiar nada del pasado. Sin embargo, estoy satisfecha y he aceptado todos los acontecimientos que surgieron en el ayer sin importar si fueron malos o buenos. Sin ellos, no seria quien soy ahora.

Y sobre el futuro, solo sé que no puedo fiarme de él. La vida cambia constantemente sin avisar y sin preguntar. Así que ya he aprendido a adecuarme a las situaciones y a las sorpresas se presentan.” (Buenos aires, 10/03/ 2015).

Sería bueno que la vida tuviera un manual para poder vivir sin  complicaciones. Y si nadie lo escribe, creo que yo lo haré un día de estos o en los últimos años de mi vida. 😛