Archivo de la etiqueta: Yo

Querido Padre (4)

Estándar
tumblr-lyen595zz91qkynm4_orig

Desde: http://www.exploreshc.com

Querido Padre,

Llevo tiempo sin escribir, sin esbozar sueños y sin estar presente en mis días. He dejado de hablarte, he dejado de llamarte y he estado alejándome de ti. Es difícil de explicar que está pasando, pero ambos sabemos que tu comprendes mejor que nadie lo que realmente está sucediendo.

Me siento capturada por una resistencia que desconozco, que está dentro de mí y se alimenta de todo lo que se escapa de mis manos.  Quiero dejarme brillar por lo que se ha logrado hasta hoy, pero aún no es posible por una razón que aún no encuentro. El tiempo pasa, pero no logro dejarme llevar con él. No, aún no logró caminar un rumbo, mi rumbo aun es incierto.

Sin embargo, reconozco que necesito de ti, que no puedo sólo obviarte y desconocer que hay un puntito de certeza en mi alma gracias a ti. Porque entre todas esas confusiones, desilusiones y desencuentros entiendo tus intensiones con esas lecciones. Y aunque parezca que voy perdiendo, te aseguro que aún será posible resistir.

Siempre lo he dicho, y ahora quiero recordármerlo, nada bueno o malo puede durar para siempre; en algún momento habrá un quiebre.

 

Anuncios

Libro 3: La esperanza del Tibet

Estándar

la-esp1Hay tiempos en los que se pierde la esperanza y no sabes donde encontrarla. Hay días buenos y malos, o quizá más malos que buenos. Y a veces, o casi siempre, un libro puede aliviar ese desconcierto que invade los pensamientos.

La esperanza del Tibet es un libro que poco a poco te captura con una historia que crees que no puede tener sentido para ti. Pero cuando empiezas a formar parte de ella, no querrás dejarla hasta ayudar a encontrar esa esperanza que con las circunstancias podría irse perdiendo.

Y con el pasar de las páginas irás comprendiendo que aunque no esperes por esperanza alguna, siempre habrá señal que hay un rumbo que te dirige hacía ella.

Una historia que hubieras querido leer de niño para ser más fuerte y valorar tu historia.

Más info del libro aquí.

Aquellos días

Estándar

IMG_20160310_175515Los años han pasado tan rápido que en un abrir y cerrar de ojos estoy a meses de tener tres décadas con vida. ¡Vaya! ¿Cómo es que el tiempo puede pasar tan rápido? ¿Cómo? Si fue sólo hace poco que jugaba entre los maizales a ser profesora. Cantaba a todo pulmón en las mañanas soñando que un día sería cantante tal cual mi padre lo pronosticaba en ese entonces. Me juraba que mantendría una amistad por siempre sólo mediante cartas escritas con mi mejor amiga, luego de que me enteraba que se mudaba a otra ciudad. Y en esos años de inocencia estaba segura que toda materia orgánica e inorgánica sobre la tierra tenía vida.

¿Dónde están esos días? en dónde imaginaba mis historias con mis príncipes azules, los cuales cambiaban cada año.  Cuando me prometí escribir mi diario, creyendo que así plasmaría todos mis recuerdos, ilusiones y fantasías. Cuando jugaba sin parar y sin temor por los peligros con mis mascotas que ya no están y que sólo han quedado en la memoria. Aquellos días en dónde la única responsabilidad era cumplir con todas las tareas del cole y del hogar. Días en dónde habían sueños de un día seré o haré esto, días en dónde todo podía ser posible y alcanzable si ya tenías planeado que ser de grande.

El tiempo ha volado tan rápido que sólo hace unos años empecé a ganar mi propio dinero con empleos de fines de semana, empleos que me ayudaron a crecer un poco más. Empleos que ayudaron a cumplir esos sueños infantiles de querer comprar todos los dulces y helados que podía comer. Sólo hace unos años fue que gracias mi primer trabajo formal empezaba a estudiar un carrera profesional, sin pensar que mi elección era la que me había prometido no estudiar, pero que por cosas de la vida había estado destinada a terminarla y a ejercerla en áreas ajenas a su rutina.

Fue sólo hace unos años que conocí amigos de corazón que a pesar de la distancia y tiempo se mantienen como si nada alterara esa amistad. Años en los que comprendí que las personas se encuentran por razones mucho más importantes que sólo compartir tiempo juntos y que son ellas las que se mantienen en el corazón.

Era hace poco que aun guardaba la esperanza por seguir haciendo más cosas, porque las responsabilidades no pesaban tanto como ahora. ¿Cómo es que esos tiempos han pasado tan rápido? Que ya sólo de los recuerdos pasados sólo quedan los que marcaron el camino en el que ando ahora, un camino que no pronostiqué, no planeé, no deseé y esperé recorrerlo.

La vida, mi vida está llena de cambios inesperados que guiarse por un plan lastima y en dónde dejarse llevar alivia. Y así los mejores días serán los inesperados.

Libre

Estándar

Y si digo que en verdad soy libre ¿lo creería?

Libre porque mi mente está conmigo y mi familia, y no con alguien más. Libre porque mis sentimientos no le pertenecen a otro y aunque aún no los controlo del todo, puedo confiar en lo que estoy sintiendo hoy. Libre porque tengo la mochila ligera y voy aprendiendo a no cargar con aquello que ya no puede ser. Libre porque nada me ata a este mundo, a este lugar y a este tiempo, aún no sé a dónde pertenezco pero lo descubriré con el tiempo y quizá lo más importante será saber que sólo me pertenezco a mí. Libre porque me acepto-reconozco tal cual soy y no quiero ser nadie más. Libre porque confío en que abriré las alas para volar, quizá hoy, quizá mañana o quizá un día.

A veces hay más razones de las que creemos para sentirnos libres 😉

libre

Libro 2: En un rincón del alma

Estándar

9705gA veces pasa que nos desconocemos, que nos invade un vacío y soledad que no tiene explicación. Y la única forma de volverse a encontrar es huyendo de todo lo que ha dejado de tener sentido. En un rincón del ama. es una historia que habla de aquello que algunos nos negamos en reconocer, por el temor de desencajar de la rutina establecida.

Una historia que te ayudará a huir para encontrarte.

Más info detallada aquí.

(Pd. es una historia de mujeres)

De alguna manera, siento que leer este libro es como leer mi futuro. 

Quizá un día

Estándar

Sí quizá sólo estuvimos soñando cómo seria todo, sin pensar en la realidad de los días. Siempre creímos que todo sería sencillo obviando que ser adulto implica mucho más que sólo sentirse libre.

Pero un día, quizá esos sueños puedan hacerse realidad por todo lo que ya sabemos y hemos aprendido desde entonces, por todo lo que nos hemos fortalecido y resistido.

Aún así, recuerda que puedes ser todo lo que tu ames sin importar la dificultad, el desvío y el olvido. Sólo preocúpate por la dirección del viento y todo los demás no tiene importancia. Porque puedes ser todo lo que soñaste si crees en todo lo que te hace fuerte y diferente.

Un día nos encontraremos y hablaremos sobre todo lo que nos preocupaba en ese entonces, y comprenderemos que su importancia no valía nada. Hablaremos de aquellos días en dónde sonreíamos de nuestras ilusiones y fantasías. Y reafirmaremos que siempre seremos parte de cada uno, aunque los años estén pasando.

Podemos ser todo lo que amamos en ese entonces y ahora mismo. Sólo nos preocuparemos del ritmo del viento y dejaremos todo atrás. Podemos ser todo lo que soñamos si aún creemos en todo lo que nos sigue haciendo fuertes.

 

¿No han pensando que pasaría si un día se encontraran con su yo de infancia?

Yo si lo hice en estos días, y creo que me reclamaría mucho por haber dejado atrás todo aquello que amaba y me ilusionaba en la infancia. Y como consuelo y esperanza de seguir, estoy segura que se quedaría conmigo para recordarme eso que me guíaba el camino.

Inspirada y basada en la canción Maybe de Birdy.

 

2016+2017= ¿?

Estándar

#2016 no fue un buen año para mí, y no tengo expectativas del #2017. Sin embargo, sólo puedo decir  que estoy preparada para lo que se venga. Me pararé firme, pondré el pecho y resistiré.

Que pena que lo malo a veces opaque lo bueno, así que rescatando de entre los escombros debo aceptar que el #2016 fue para…

Aprender a ser paciente, nada se construye de la noche a la mañana.

Resistir las penas, las pruebas, y los enojos.

Tener los pies en la tierra y ser consciente de quien realmente soy.

Saber que bajar a lo más profundo es aceptar y reconocer ese lado que me empeño en ocultar.

Reconocer que a veces los deseos se hacen realidad y que olvido agradecer.

Aceptar las imperfecciones de alguien más.

Acoger mi fragilidad, porque no siempre puedo ser fuerte. 

Y sobre todo para seguir aceptando la vida que se me ha entregado, con lo perfecto para disfrutar y con las imperfecciones para recibir lecciones. 


No sé que te traigas entre manos #2017, pero sólo recuerda que estoy aquí para aceptarte, resistirte y experimentarte.

@christmastime92

@christmastime92

Diciembre mes de los regalos en el 2016

Estándar

Y continuando con la tradición de los últimos años (2013, 2014, 2015) aquí mi escrito del mes de diciembre – algo retrasado -…

imagen from: blurredgrammar.tumblr.com

Diciembre, el mes de los regalos, ya comenzó. Y conforme han ido pasando los años en mi vida, mis expectativas de los regalos han ido bajando, tanto que diría que van quedando nulas. Si me preguntan el por qué, quizá respondería por la adultéz, pero no creo que sea una respuesta válida, imagino que hay muchos adultos que esperan muchos regalos a igual que los niños, quizá no son lo mismos pero son igual de significativos. Pero en mi caso, no pasa nada. No me enojaré si no recibo regalos, o si recibo alguno que no esperaba.

Mis expectativas de esperar algo – en diciembre – están cada vez más nulas que antes. Quizá deje de soñar, quizá deje de tener metas, quizá ya deje mi mundo de ilusiones y fantasías, quizá me estoy convirtiendo en una adulta aburrida – aunque creo que ya lo soy – , quizá perdí mi niña interior, quizá me enojé tanto con la vida que ya no quiero nada, quizá deseo todo y si no tengo nada ya no quiero nada, quizá olvidé qué quería realmente, quizá ya no quiero regalos o quizá mi concepto de regalos ahora es más complejo que no cabe en esa denominación.

Están pasando muchas cosas internas que exteriorizarlas tomaría mucho tiempo, así que de ahora en adelante intentaré sacarlas en pedacitos para que ya no pesen en mi interior.

Diciembre ya comenzó, no quiero ningún regalo porque no sé que pedir, pero ello no hará que me olvide de dar regalos a mi familia para no acabar con la ilusión de este mes. A igual que el año anterior diciembre no me encontró con los mejores ánimos pero lucharé para no dejar de participar de las tradiciones familiares.

Estos días necesito más que nunca recordar que diciembre significa ante todo agradecimiento sin importar qué tanto o nada se recibe. Y como dije el año pasado diciembre es para…

ver lo bueno en lo malo

levantar la mirada y ver más allá de lo que queremos ver

transformar las penas en alegrías

aceptar los cambios y las lecciones

valorar las experiencias vividas y momentos compartidos

sonreír a las oportunidades y dificultades

sentir el amor en los detalles y  

entregar lo que más necesitamos

Las fiestas podrán ablandar hasta un corazón que se ha ido endureciendo/resguardando con el tiempo. Las fiestas lo ablandarán para encontrar que regalo recibir… 😉

Antes de los 30s

Estándar
Imagen desde Gizmodo

Imagen desde Gizmodo

No es que esté tan pendiente del tiempo – aunque creo que sí – pero dado que estoy a menos de un año para la fase tres veo conveniente considerar estos cambios para no arrepentirme después.  Aunque ciertamente admito y reconozco que todos somos únicos y la evolución de cada uno es particular. Sin embargo, las recomendaciones siempre son bienvenidas para mejorar un poquito como persona.

Aquí la lista para aliviar presiones, aligerar la maleta y seguir caminando feliz 😀

1. Cada vez que tengas una opinión demasiado apasionada sobre un tema, revísala.  En proceso, la experiencia laboral está contribuyendo en eso.

2. Disfruta tu soledad. ¡Hecho! y a sido lo mejor conocerme y reconocerme como soy.

3. Ve más documentales. Quiero, pero ando alejada de la TV.

4. Y sí, lees más. En proceso, necesito libros recomendados 😛

5. Quéjate menos. En proceso y aceptando la vida tal cual es.

6. Sonríe más. Lo estoy intentando.

7. Adopta una mascota. ¡Hecho! ya tengo muchas y mucho amor incondicional.

8. Aprende de todas las experiencias, no importa que tan buenas o malas sean. ¡Lecciones aprendidas y reconocidas!

9. Acepta el hecho de que la vida es incomoda e injusta. Ya la acepté tal cual me ha tocado vivir, es incomoda e injusta pero por una razón, ya sea fortalecernos, ablandarnos o crecer.

Mírala la lista completa en “27 pequeños cambios que debes hacer antes de los 35 y agradecerás en los 50”